Violeta Isfel revela la pesadilla que vivió en su embarazo al lado del padre de su hijo
Show

Violeta Isfel revela la pesadilla que vivió en su embarazo al lado del padre de su hijo

Después de la mala experiencia que tuvo Violeta Isfel mientras vivió con el padre de su hijo, ahora rehizo su vida con otro hombre al que considera el amor de su vida y su hijo Omar

Por: Diana Palacios García

Violeta Isfel, actriz de telenovelas, contó a Aurora Valle en entrevista, la serie de problemas que vivió durante el embarazo de su hijo Omar -quien hoy es un adolescente-, con el padre del mismo, Rommel Ramírez, que además de "desaparecerse" e incumplir con sus obligaciones de padre, casi golpeaba a la actriz.

"Yo sabía que quería ser mamá, nada más que no me fijé con quién, evidentemente; entonces, en ese momento, mi relación empezó a ser rara; el papá de pronto no llegaba o cosas así, el tenía un alcoholismo terrible; había muchas inconsistencias, pero yo traía puestos mis lentes rosas y entonces, a todo lo buscaba una justificación: todo va estar bien; hoy por tí, mañana por mí; con este afán de salir adelante sin darte cuenta que estaba pisándome yo misma, ¿no?", relató la actriz.

Lee también: Érika Buenfil canta Tusa de Karol G y se vuelve tendencia

Según contó Violeta, ella era muy sumisa y al vivir en la casa de sus suegros, tenía que someterse a sus reglas y quedarse callada en muchas ocasiones; pues no se atrevía a contestar ni mucho menos a levantar la voz.

"El punto es que, decido ser mamá, él recibe la noticia, no le hizo mucha gracia, mi embarazo fue como una burbuja. Mis papás, pues sí -no quiero sonar despectiva ni juzgar a nadie- pero la educación que yo tuve pues fue otra", confesó Isfel.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

"Y dije: ¿qué hago? Es el momento de ser mamá, a lo mejor y eso arregla las cosas. Chicas, ¡no lo hagan! Un hijo no arregla jamás, nada. Digo, puede que te ayude a ti como persona, pero no es la solución a un matrimonio. Y a parte nunca me casé, viví en unión libre, con él y con su familia. Porque eran su mamá, su papá, mi cuñado el más chico -que, por cierto era un dolor de cabeza- pero no voy a entrar en muchos detalles", comentó la actriz.

Y a pesar de que la actriz trabajaba en ese entonces en la telenovela de Las tontas no van al cielo y Peregrina, ella obedecía a su marido (con quien tuvo una relación en unión libre). No obstante, el padre de su hijo nunca estuvo interesado en la evolución del embarazo ni mucho menos en el bebé una vez que nació.

Violeta cuenta que cuando el bebé tenía 9 meses de edad, una noche lloró y "todo mundo en la casa se puso en revolución y la regañaron". Ella fue a hacer una mamila a la cocina y su ex pareja quiso sacar al niño a la lluvia para que escarmentara.

"El niño no tenía derecho de llorar en la madrugada porque entonces se despertaban todos y armaban un desmadre y a la que regañaban era a mí, entonces yo prevenía las mamilas para que no hubiera problemas”, contó. 

En el momento en el que el padre del niño se enoja y lo quiere sacar a la lluvia, ella sacó su instinto maternal, quitándole al niño a su entonces esposo quien tratró de ponerle una mano encima.

A partir de ese momento, la actriz tomó a determinación de darle otro rumbo a su vida y tratar de salir adelante por sus propios medios. 

Y entonces empecé a planear mi vida... Yo decidí ser mamá soltera, que quede claro, nadie me dejo ni nada. Yo tomé la decisión, por buscar una calidad de vida, y Omar fue el motor más grande. 

Suelta el llanto: "O sea.. ¡ay, perdón! no había hablado de nada de estas cosas con nadie y menos públicamente, le comentó a Aurora Valle.

Hoy sé, que si no hubiera tomado la detereminación de ser madre, yo no hubiera tenido la fortaleza para salir de ahí, no sé dónde estaría...

Él [refiriéndose a Omar, su hijo] le dio otro sentido a mi vida. Se volvió un motor que -te juro- sacaba de mis entrañas... yo no podía hablarle a los productores, me daban pánico, era de que: sí, señor, no señor,..

Hablé con mis papás, ellos me ayudaron, yo fui a la casa como muy normal, como si hubiera tenido un llamado, esperando a que todos se fueran a trabajar y cuando regrearon ya no estaba. Así fue. 

O sea, podrían hacer un programa de Mujer, casos de la vida real, La Rosa de Guadalupe o Como dice el dicho, lo que quieras!"

Ahora, la actriz ha formado una familia con su hijo Omar Isfel y el que hoy es su esposo Raúl Bernal, a quien según lo expresa en su cuenta oficial de Instagram, ama con todo su corazón y es el amor de su vida.

Sin embargo, por cuestiones de la actual pandemia que se vive a causa del Coronavirus, la actriz tuvo que verse en la necesidad de implementar alguna actividad que le redituara ganancias, ya que en Televisa pararon la producción a la que ella pertenece Lorenza, bebé a bordo.

Pues puso un puesto de hamburguesas, que por la contingencia sanitaria, entrega a domicilio. Gracias a esto, descubrió que le gusta cocinar para otras personas, comentó en otra ocasión a la periodista de espectáculos, Flor Rubio.

Pero ahora que reanudaron las actividades en la empresa, ella pretende seguir con su negocio y no piensa descuidarlo; pues lo atenderá los fines de semana.

"Lo hacía toda la semana pero con la serie ahorita sólo lo haré los fines de semana. La gente me ha dicho que les encantan mis hamburguesas", indicó el personaje antagónico de Atrévete a soñar

Finalmente, contó que muchas personas quieren saber en dónde queda su negocio, por lo que aclaró que se entregarán a domicilio.

"La gente ya se enteró que vendo hamburguesas y me preguntan que dónde las pueden comprar, que quieren ir, pero yo les digo que es a domicilio y es algo que seguiré haciendo", finalizó.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario