Muere Carl Reiner, adorado creador del Show de Dick Van Dyke
Show

Muere Carl Reiner, adorado creador del Show de Dick Van Dyke

Carl Reiner, fue un grande de la comedia estadounidense; creó el show The Dick Van Dyke Show en 1961, mismo que permaneció en el éxito por más de cinco años en la pantalla chica pero por toda una vida despues

Por: AP , Diana Palacios García

Carl Reiner, el ingenioso y versátil guionista, actor y director que se abrió camino como “secuaz” del humorista Sid Caesar y saltó al frente de la comedia como creador de “The Dick Van Dyke Show” (“El show de Dick Van Dyke”) y como un hombre serio en la película de Mel Brooks “2000 Year Old Man”, falleció. Tenía 98 años.

Reiner murió el lunes por la noche de causas naturales en su casa en Beverly Hills, California, dijo su asistente, Judy Nagy.

Fue uno de los hombres más queridos de la industria del espectáculo, y un rostro bienvenido en la pantalla chica y grande, en la troupe de Caesar en los 50, como el jefe gruñón con peluquín Alan Brady en “The Dick Van Dyke Show” y en películas como “The Russians Are Coming, the Russians Are Coming” (”¡Ahí vienen los rusos, ahí vienen los rusos!”) e “It’s a Mad, Mad, Mad, Mad World” (“El mundo está loco, loco, loco, loco”).

Lee también: Toño Mauri entra a terapia intensiva por Covid-19

En años recientes, integró la pícara banda de estafadores en las películas “Ocean’s Eleven” (“La gran estafa”) protagonizadas por George Clooney y apareció en documentales que incluyen “Broadway: Beyond the Golden Age” e “If You’re Not in the Obit, Eat Breakfast”.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Los homenajes llegaron a raudales en internet, incluyendo del actor Josh Gadd, quien llamó a Reiner “uno de los genios más grandes de la comedia de todos los tiempos”, y del escritor Bill Kristol, quien dijo: “¡Qué vida!”. El actor Alan Alda tuiteó: “Su talento seguirá vivo por mucho tiempo, pero la pérdida de su bondad y decencia nos deja un vacío en el corazón”.

Reiner dirigió películas como “Oh, God!” (”¡Dios mío!”), protagonizada por George Burns y John Denver; “All of Me” (“Mi otra mitad”), con Steve Martin y Lily Tomlin; y la comedia de 1970 “Where’s Poppa?” (”¿Dónde está papá?”). Estaba especialmente orgulloso de sus libros, entre ellos “Enter Laughing”, una novela autobiográfica llevada luego al cine y a Broadway; y las memorias “My Anecdotal Life”, publicadas en 2003. Relató su infancia y su viaje creativo en el libro de 2013 “I Remember Me”.

Pero muchos lo recuerdan por “The Dick Van Dyke Show”, una de las series más populares de todos los tiempos de la TV estadounidense y un modelo de reparto coral, comedia física e ingenio atemporal y afable. Seguía a Van Dyke como un guionista de comedia para televisión que trabajaba para un jefe exigente y excéntrico (Reiner) y vivía con su esposa (Mary Tyler Moore en su primer gran papel) y su joven hijo a las afueras de Nueva York, en el suburbio de New Rochelle.

“El show de Van Dyke es probablemente el más emocionante de mis logros porque fue muy, muy personal”, dijo Reiner una vez. “Era sobre mí y mi esposa, viviendo en New Rochelle y trabajando en el programa de Sid Caesar”.

Reiner es el padre del actor y director Rob Reiner. Reiner hijo hizo el papel el yerno de Archie Bunker en “All in the Family” (“Mi familia”) y llegó a dirigir cintas como “When Harry Met Sally...” (“Cuando Harry encontró a Sally...”) y “The Princess Bride” (“La princesa prometida”). Carl Reiner elogiaba a Rob como su director favorito, y Rob hablaba con gran admiración, y algo de trepidación, sobre su famoso padre.

“Era el hombre más amigable, un hombre decente, un hombre inteligente, y talentoso, y todos lo querían”, dijo Rob Reiner a The Associated Press en 1992.

El martes, Rob Reiner tuiteó: “Me duele el corazón. Él era mi referente”.

Carl Reiner ganó múltiples premios Emmy por su trabajo en televisión. En el 2000, recibió el Premio Mark Twain al Humor del Centro Kennedy. Cuando el sistema de sonido falló al comienzo de la ceremonia, Reiner gritó desde el balcón: “¿Alguien tiene cuatro baterías doble A?”

Además de “All of Me”, dirigió a Martin en “Dead Men Don’t Wear Plaid” (“Cliente muerto no paga”), “The Man With Two Brains” (“

Carl Reiner nació en 1922 en el Bronx, Nueva York, y fue uno de dos hijos de una pareja de judíos inmigrantes: Irving Reiner, un relojero, y su esposa Bessie. Creció en un barrio de clase trabajadora, donde aprendió a imitar voces y contar chistes, y al terminar la secundaria estudió actuación y se unió a un pequeño grupo de teatro.

“Fue una experiencia fantástica, pero no percibía ni un dólar”, dijo al Akron Beacon Journal en 1963. “Un día me puse arrogante — después de todo, el público estaba pagando entre 22 y 88 centavos por entrada — y exigí que me remuneraran. Acordaron darme un dólar por función, y... me convertí en el actor mejor pagado”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Reiner se alistó en el ejercitó y visitó bases militares en el Pacífico Sur donde actuó para las tropas en shows de variedades durante año y medio. De nuevo sin uniforme, consiguió varios papeles teatrales y llegó a Broadway con “Call Me Mister”.

Se casó con su esposa, Estelle, en 1943. Aparte de Rob, la pareja tuvo otro hijo, Lucas, un director de cine, y una hija, Sylvia, una psicoanalista y escritora. Estelle Reiner, quien murió en 2008, tuvo un papel pequeño pero memorable en “When Harry Met Sally...”, como la mujer que al ver a Meg Ryan fingiendo un orgasmo en un restaurante dice, “I’ll have what she’s having” (“Tomaré lo mismo que ella”).

La primicia del deceso de Reiner apareció el martes en el cibersitio de farándula TMZ.

Visita el canal de YouTube de Chispa dando CLICK AQUÍ.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario