El rechazo de Moisés Pasquel, su padre biológico: un duro golpe para Silvia Pinal
Show

El rechazo de Moisés Pasquel, su padre biológico: un duro golpe para Silvia Pinal

Pese al éxito tan grande que ha tenido Silvia Pinal en su carrera artística, hubo un episodio de su vida que la marcó para siempre: el rechazo de su padre biológico

Por: Diana Palacios

El rechazo de Moisés Pasquel, su padre biológico: un duro golpe para Silvia Pinal. Foto: Instagram Silvia Pinal

El rechazo de Moisés Pasquel, su padre biológico: un duro golpe para Silvia Pinal. Foto: Instagram Silvia Pinal

La actriz Silvia Pinal fue concebida a principios de los años 30's, cuando su madre vivía en Guaymas, Sonora y tuvo sus queberes a los 14 años con Moisés Pasquel, padre biológico de la primera actriz, quien hoy tiene 89 años de edad y hace un par de años reveló su historia de vida en la bio serie que producida por Carla Estrada para Televisa, en la que mostró el duro golpe que recibió con el rechazo de su padre biológico.

Así lo contó la propia 'Diva de México' quien narró muchos de los episodios de su vida en "Silvia Pinal, Frente a ti": En los años treinta, las mujeres estaban a merced de los hombres... Fui concebida en los años 30's, en una época en la que tener un hijo fuera del matrimonio era para la sociedad mexicana, algo peor que un pecado".

Pero cuando Silvia Pinal tenía cinco años de edad, su madre María Luisa Hidalgo Aguilar conoce a Luis G. Pinal, a quien llamaban "El Caballero Pinal", un periodista, militar y político veinte años mayor que ella y se casa con él. Acto seguido, Pinal reconoció a Silvia como su hija. La familia vivió en varias ciudades de México como Querétaro, Acapulco, Monterrey, Chilpancingo, Cuernavaca y Puebla, para finalmente establecerse en la Ciudad de México.

Lee también: Ana Martín posa en bañador de dos piezas; era un bombón

Desde muy chiquita Silvia mostró su gusto por el canto y la música y siempre creció con la idea de ser una famosa artista. A su padre, Don Luis Pinal no le gustaba mucho la idea, pero finalmente terminó aceptando las inquietudes de su única hija.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Cuando Silvia Pinal tenía 12 años aproximadamente, una tía -hermana de su madre- la llevó a la estación radiofónica nacional XEW a que conociera el mundo de la farándula, pero sobre todo, la llevó a conocer a Moisés Pasquel, su padre biológico, quien supuestamente moría por conocer a Silvia y le presentó al cantante Agustín Lara 'El Flaco de Oro', quien cruzó algunas palabras con ella y hasta le dijo 'Chatita'. Esto, cuando su madre María Luisa y Luis ya tenían un matrimonio establecido desde hace años.

En ese proceso de fascinación por el medio artístico y las artes escénicas, Silvia descubrió que Moisés Pasquel, quien en aquel entonces era director de orquesta en la XEW, era su padre, por lo que tuvo que escuchar una plática de su padre adoptivo, quien desde que la conoció, enterneció de amor por ella y siempre la quiso como si hubiera sido su hija biológica. 

Lee también: A sus 89 años, Silvia Pinal sorprende bailando reggaetón; Michelle Salas comparte video

Silvia Pinal, desconcertada y un poco molesta con sus padres, siguió visitando a su padre en la estación de radio, donde Pasquel era asediado por un periodista que buscaba ganarse el prestigio en el medio por descubrir el pasado turbio de éste.

Un día, Pasquel la lleva a su oficina y cuando se disponía a contarle a Silvia cómo habían pasado las cosas entre él y la madre de Silvia, su secretaria le enseña una nota en primera plana del periódico más leído de México con el encabezado: "DESCUBRIMOS A LA HIJA NO RECONOCIDA DE MOISÉS PASQUEL", aclarándole que no se sabía quién tomó la fotogafía en la que Moisés aparece con Silvia ni quién había escrito la nota, pues no tenía firma.

Y no conforme con ello, recibe una llamada de su

esposa quien estaba furiosa por haberse enterado de que él tenía una hija fuera del matrimonio. Desconcertada y sin saber lo que pasaba, Silvia, tras observar todo en minutos, pregunta al ver a su padre fúrico: "¿Qué pasa, por qué estas enojado, papá?..."

A lo que Pasquel contesta aún más enojado: "Nunca más me vuelvas a llamar papá y mucho menos adelante de otras personas, ¿Está claro?, ¡Para el resto del mundo, yo no soy tu papá!".

A Silvia no le quedó más que decir: "Me quiero ir con mi mamá"... "¡Dile al chofer que la lleve a su casa!". Pero ella arremetió: "¡Yo no necesito que me lleve ningún chofer!"...

El tiempo pasó, Silvia fue al colegio e impulsada por su tía 'Concha', empezó a trabajar como secretaria en el mismo laboratorio químico que ella trabajaba, y gracias al interés que ella tenía por el mundo artístico, su jefe le consiguió un espacio en la radio novela "Chucho el Roto", que se transmitía precisamente en la XEW.

Una noche, cuando recién terminaban la emisión, Silvia se disponía irse a casa cuando se encuentra de frente al propio Moisés Pasquel, quien años atrás la había despreciado; por supuesto, el momento la desconcertó, pues Silvia ya era toda una señorita.

"¿Por qué hace tanto tiempo que no me llamas y no me vienes a visitar?" le dijo Moisés. "He estado muy ocupada". Pero "su padre" le echa en cara que ni siquiera le avisó que debutaría en radio, pero ella le contesta con sarcasmo: "No sabía que tenía que avisarte". Y tras halagarla por el estupendo trabajo de Silvia, le hace saber que si ella le hubiera dicho que quería trabajar en la radio, él hubiera podido darle un personaje mucho mejor".

Y Silvia, orgullosa le advierte que los trabajos se los puede conseguir ella sola, pues ya casi cumplía 15 años. Él insiste en que le gustaría regarle el vestido de su fiesta de 15 años y ella lo evade; cuando se va, Moisés intenta detenarla llamándole "Hija", pero Silvia voltea enfurecida y le advierte con voz alta:

"¡Nunca vuelvas a llamarme hija y mucho menos delante de otras personas!", dejándolo en ridículo delante de los empleados que todavía estaban en el estudio de grabación de la XEW... Con esto, Silvia había sanado su dolor que por tantos años llevó en su corazón al verse rechazada por su padre.

"Mi único padre fue Don Luis Pinal, el que me dio su apellido, con el que recorrí el mundo entero... También con él tuve que librar más de una batalla, pero eso ya se los iré contando", aseguró Silvia Pinal.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario