Cómo preparar la capirotada para la cuaresma al estilo Doña Ángela
Recetas

Cómo preparar la capirotada para la cuaresma al estilo Doña Ángela

La capirotada es un platillo milenario que para muchas personas es un manjar de dioses, para otros no tanto, sin embargo es una tradición culinaria

Por: Diana Palacios García

La capirotada (blanca, negra, con leche, con verduras, etc.) es un platillo milenario que para muchas personas es un manjar de dioses, para otros no lo es tanto, sin embargo es una tradición culinaria que se ha conservado por años en México.

En esta ocasión, Doña Ángela, la youtuber, nos regala su receta para preparar este platillo a su estilo muy particular y lleno de sabiduría y sabor, desde su canal "De mi rancho a tu cocina".

Lee también: Cómo preparar quelites a la mexicana

Cómo preparar la capirotada para la cuaresma al estilo Doña Angelita. Foto Chispa.Tv

Normalmente, se consume en la época de cuaresma o semana santa, aunque se podría consumir cualquier época del año ya que la mayoría de los ingredientes que lleva se pueden encontrar casi siempre y a precios considerables.

Para preparar la capirotada se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de piloncillo
  • 1 rajita de canela
  • 1/4 de cacahuate pelado y sin cáscara
  • 1/4 de pasas
  • 1/2 kilo de queso fresco
  • 8 piezas de bolillo
  • 2 litros de agua natural

Modo de preparación:

Se pone a hevir el agua y se le agrega el piloncillo y la canela. Mientras, el pan se corta en rebanadas, y se pone a dorar en un comal hasta que tome la consistencia de tostado. Por otro lado, una vez que ya está el piloncillo derretido y el pan tostado, se pone a dorar el cacahuate en un sartén (sin aceite), removiéndolos constantemente para que no se quemen. Una vez tostados se reservan.

En una cacerola de barro o de cualquier otro material, se colocan los panes tostados en el fondo y se ban bañando con el jugo de piloncillo; se esparce el queso una vez rayado o desmoronado encima del pan. Lo mismo se hace con las pasas y el cacahuate.

Se repite este mismo procedimiento hasta llenar la cacerola. Acto seguido, se deja reposar alrededor de una hora para que se impregnen todos los ingredientes del piloncillo. Después de este tiempo, está lista para comerse.

Muchas personas la hacen de diferente manera y con más ingredientes, sin embargo Doña Ángela, lo trae de SU RANCHO A TU COCINA, de una manera muy sencilla y práctica. Se puede acompañar de un cafe de olla o leche, atole e incluso un té...

¡Buen provecho!

Temas:

Lee También

Suma tu comentario