Thalía dejó sin palabras a Eduardo Capetillo en Marimar
Novelas

Thalía dejó sin palabras a Eduardo Capetillo en Marimar

Así fue la vez que Thalía dejó sin palabras a Eduardo Capetillo en sus personajes de Marimar Pérez y Sergio Santibáñez en 'Marimar'

Por: Diana Palacios

Thalía dejó sin palabras a Eduardo Capetillo en Marimar. Foto Instagram

Thalía dejó sin palabras a Eduardo Capetillo en Marimar. Foto Instagram

Ésta fue la vez que Thalía dejó sin palabras a Eduardo Capetillo en "Marimar", telenovela producida por Verónica Pimstein para Televisa en 1994. Luego de ser descubierta y casi abusada por el capataz de la Hacienda Santibáñez, tras robar algunos frutos para darles de comer a sus abuelitos, Marimar Pérez (Thalía), conoce a Sergio Santibáñez (Eduardo Capetillo) de quien queda perdidamente enamorada; y éste, en afán de ir en contra de su familia, decide casarse con la bella pero salvaje jovencita.

Durante la noche de bodas Sergio le regala una sexy ropa de dormir a Marimar para que duerma cómoda pero la muchacha, apenada, le pide que por favor se voltee para que se pueda cambiar. Acto seguido, se mete a la cama y le dice a su esposo que ya puede voltear, pero la ve en la cama y le pide que se levante para verla. Marimar le pregunta que si le gusta y él le dice que así, aún más; pues lo dejó sin palabras, literalmente.

Lee también: Las 7 novelas de Thalía que han marcado su vida

Sin embargo, el gusto de estar junto al joven Sergio como su esposa, no le duró mucho a Marimar, pues él recibe una oferta que había estado esperando por mucho tiempo para ir a jugar futbol a la capital (CDMX), por lo que sin ver la magnitud de lo que significaba su matrimonio, decide irse a vivir a México, dejando a Marimar a su suerte verdaderamente, pues aunque mejoró su posición económica, no habría comparación con su tranquilidad emocional.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Tras sufrir una serie de insultos y humillaciones por parte de Minerva de Santibáñez (Chantal Andere), el personaje de Thalía, quien estaba perdidamente enamorada de Sergio Santibáñez, la joven humilde y salvaje que en un principio no sabía defenderse de todo aquel que le hiciera daño, pasó una serie de circunstancias que le hicieron descubrir su verdadera identidad.

Motivo por el cual el personaje protagónico de Thalía regresó más fuerte que nunca a San Martín de la Costa -el pueblo de donde partió para descubrir lo inimaginable en su vida-. Así, pasó de ser una simple joven de nombre Marimar Pérez a ser una distinguida dama de sociedad, Bella Aldama, rol al que le hacía honor a su nombre, con el que incluso, impactó por segunda vez al que siempre había sido el amor de su vida, y el cual se había burlado vilmente de aquella jovencita inocente que quedó guardada en un cajón.

Lee también: Thalía, triste por el cumpleaños 103 de su abuela Eva Mange

Por lo que, ya preparada y aleccionada como toda una dama de sociedad por su padre ya fallecido, a que encontró por aras del destino, tras ir en busca de su esposo, Marimar vuelve transformada a manejar los negocios que su padre le heredó y así es como puede vengarse incluso, de todas las groserías y humillaciones que vivió a causa de su familia política, Renato Santibáñez (Alfonso Iturralde) y la propia Minerva.

Finalmente, después de entender todo el mal que estos le hicieron a su esposa mientras él estaba preparándose y además despilfarrando el dinero con otras mujeres, Sergio Santibáñez pide perdón a la ahora Bella Aldama y finalmente pueden ser felices, aunque Bella se queda con el corazón roto por la muerte de sus abuelitos fallecidos al incendiarse el jacal donde vivían, así como con el dolor de conocer y poder disfrutar por poco tiempo a su verdadero padre.

Síguenos en

Temas:

Lee También

Suma tu comentario