Soraya grita ¡maldita lisiada! y Tomasito conoce a sus verdaderos padres en Los Ricos También Lloran
Novelas

Soraya grita ¡maldita lisiada! y Tomasito conoce a sus verdaderos padres en Los Ricos También Lloran

Soraya maltrató y le gritó '¡maldita lisiada!' a Elena Suárez y Tomasito conoce a sus verdaderos padres en los últimos capítulos de Los Ricos También Lloran

Por: Diana Palacios

Soraya grita ¡maldita lisiada! y Tomasito conoce a sus verdaderos padres en Los Ricos También Lloran. Foto: Instagram Los Ricos También Lloran

Soraya grita ¡maldita lisiada! y Tomasito conoce a sus verdaderos padres en Los Ricos También Lloran. Foto: Instagram Los Ricos También Lloran

La tan esperada frase de "¡Maldita lisiada", salida de la boca de Soraya Montenegro, interpretada por Fabiola Guajardo no fue precisamente para Roberta Millán (Estefi Merelles) -hija de su amante Víctor Millán (Arturo Barba) como pasó en "María la del Barrio" (1995), sino para Elena Suárez (Azela Robinson), a la que llamó tía y hasta mamá hace más de 18 años en "Los Ricos También Lloran".

Y es que, ante la convalecencia que la propia Soraya la provocó a Elena después de que la tiro por las escaleras eléctricas de un centro comercial donde la interceptó, ha hecho que ahora ella esté siendo atendida de manera incorrecta, aplicándole medicamentos que la hacen tener alucinaciones y entre éstas, ya ha visto a León Alfaro (Víctor González) o a su hijo Matías Salvatierra (Héctor Salas), que por supuesto, Soraya ha indicado y pagado a las enfermeras que han cuidado a Elena en la mansión Salvatierra, pese a las indicaciones del médico.

Pero la que sí no fue una alucinación, fue ver a Soraya Montenegro en un cambio de turno de enfermeras, vestida como tal y preparando una chica inyección que luego de llamarla desgraciada le encajó en el cuello y ella cayó al piso pidiendo auxilio.

Lee también: Mariana sufre porque su hijo se va en Los Ricos También Lloran

Soraya golpea a Elena y la llama ¡maldita lisiada!

Pero antes, ella disfruta del asombro de Elena, quien le dice que no puede ser que esté ahí. "La misma que dejaste podrir en la cárcel, ¿me extrañabas?... y segundos más tarde le dice que todo lo que aprendió en ese maldito agujero se lo debe a ella llamándola "maldita bruja del demonio".

Le asegura que le va a hacer vivir un infierno y le va a hacer pasar todo lo que ella vivió en la cárcel entre gota y gota del medicamento que le suministra, hasta que se vuelva totalmente loca y va a estar en una silla de ruedas convirtiéndose en una lisiada... en una ¡maldita lisiada!, frase que terminó con una patada en la cara de Elena que terminó desmayándola.

Esto, luego de saludarla irónicamente volviéndola a llamar tía, le dijo que la iba a inyectar y que había aprendido muchas cosas en el hoyo donde estuvo recluida por 18 años, gracias a la declaración final de Elena después de ver la forma de cómo mató y aventó por el balcón del cuarto piso a León Alfaro, a quien tanto amaba.

Posteriormente llega la enfermera que "cuida" a Elena y la ve tirada en el piso y con Soraya sentada por un lado de ella, después de decirle que ella la quiso mucho, pero Soraya le dice que no fue así, que nadie supo quererla pero que no necesita a nadie, pues se siente muy poderosa. Soraya le dice a la enfermera que sólo estaban "platicando".

Lee también: Mariana le revela a Luis Alberto que encontró a su hijo en Los Ricos También Lloran

Elena pide ayuda a la enfermera y le confiesa que Soraya la quería matar, pero ésta le dice que no fue así, incluso, confirma que su venganza va mucho más allá de eso; la enfermera quiere intervenir y ésta la calla, le pide que recoja toda prueba de la mesa donde tienen los medicamentos y le dice a Elena que ella se va a encargar de que quede como una vegetal y de que quede tan loca que termine diciendo pura estupidez y mentiras, la enfermera escucha cada palabra y no puede creer lo que está viendo, mientras tanto, Soraya le advierte a Elena que se va a quedar con todo y por otro lado le dice a la enfermera que continúe con el plan "sus tareas" y le da más dinero. Y a Elena le advierte que se ponga a temblar porque le a quitar el el sueño, la calma y la paz; también el dice que es una nueva Soraya Montenegro y apenas la van a conocer.

Sin embargo, con la noticia de que han encontrado a su hijo Betito, Mariana Villarreal y Luis Alberto Salvatierra (Claudia Martín y Sebastián Rulli), se han olvidado de estar con Elena y más bien, han confiado en que las enfermeras que la están cuidando lo están haciendo bien, cuando no es así.

Betito acepta a Mariana y a Luis Alberto como sus padres pero con un condición

Incluso, ella ya sabe que Soraya salió de la cárcel y se lo ha dicho a Daniela Montesinos (Alejandra Barros) e incluso a su hijo Luis Alberto, quienes le han dico que ella permanece en prisión, pues no puede ser que esté libre debido a que la codena que le dio el juez fue de 25 años y apenas van 18. Pero ellos no contaban con que gracias al buen comportamiento de Soraya y a la ayuda de Víctor Millán, ésta ha salido antes.

Mientras tanto, Mariana y Luis Alberto están viviendo un sueño tras haber encontrado a su hijo Tomasito -como le llamaban sus papás- y dándole cristiana sepultura a Rita Ortega de Verón (Magali Boysselle), quien ya no pudo soportar más la enfermedad que sufría y murió en su casa de Jejutla, Oaxaca-, dejando viudo a José Verón (Israel Salmer), quien ha sido un padre para el verdadero hijo de los Salvatierra.

Tras enterrar a su madre y quitarle la vida a su tío Fausto 'Chícharo' Verón, quien les hizo tanto daño, siendo el causante de que Tomasito pasara 18 años alejado de su verdadera familia, José, Mariana y Luis Alberto le cuentan la historia de cuando él fue arrebatado de las manos de Mariana y lo que pasó después, pero le revelan que ellos son sus verdaderos padres.

El chico, agradecido y de corazón noble, acepta irse con ellos a la Ciudad de México a vivir con ellos en la mansión Salvatierra pero les pide que lo dejen llevarse a su papá José, pues no se resigna a perderlo así, de repente. Sus papás aceptan y todos viajan a la CDMX.

Alberto Salvatierra Villarreal o Betito -como siempre le han llamado sus padres-, es muy bien recibido en la mansión Salvatierra por toda la familia y la pareja de Britny Domínguez y Santiago Hinojosa (Lorena Graniewicz y Diego Klein Franco) le revelan que ellos son sus padrinos, pues alcanzaron a bautizarlo antes de que se los arrebataran. Britny no puede dejar de abrazarlo.

El padre Guillermo (Henry Zakka) presencia tan hermoso momento y reconoce que Mariana nunca estuvo equivocada pensando que su hijo nunca murió en aquel incendio de hace 18 años.

Por otro lado, Luis Alberto va a ver a su madre y ella le revela que Soraya estuvo ahí, a maltrató y la golpeó hasta desmayarla, incluso le cuenta que la enfermera que la está atendiendo trabaja para Soraya y ella le asegura que es mentira, que ella no conoce a esa señorita como Elena dice. Luis Alberto se queda desconcertado.

La felicidad de Luis Alberto es opacada por la salud de su madre y es detenido

Luego de vivir su felicidad por haber encontrado a su hijo, se encuentra un panorama desolador con su madre Elena pero suaviza la situación contándole que Betito ya está con ellos y ella le cuenta que Matías también fue a verla (por su alucinación) y entre lágrimas, le dice que está muy feliz de que ya estén juntos.

Por su parte, en su programa de "Encuentros", Mariana cuenta su propio caso y que ya han encontrado a su hijo. Soraya lo ve por la televisión y asegura que el chico no debería estar vivo, por lo que en su soledad, jura que el también pagará por el daño que le hicieron sus padres al despreciarla.

Daniela va a visitar a Elena y ella le cuenta lo que en realidad pasó pero Daniela le asegura que ésta está alucinando pero lo dice que ese es el verdadero objetivo de Soraya, hacerle creer a todos que Elena está cada vez más loca y demente. Por otro lado, Mariana y Luis Alberto están viviendo un momento de amor tras sentirse plenos después de haber encontrado a su hijo.

Vivian Quiroa (Sabrina Seara) busca a Luis Alberto para hablar de negocios, pero Constanza (Paulina de Alba), la eterna rival de juegos de Luis Alberto es involucrada en el mismo y para complementarlo, Soraya va a buscar a Jhony Domínguez (Álex Alcántara) -el hermano de Britny-, para pedirle un favor, pues tras el plan maquiavélico que esta vez ha ideado contra Luis Alberto Salvatierra, le explica que sólo tiene que meter a alguien en la cajuela de un carro, cerrarla y ya; éste acepta sin saber que se meterá en un gran problema y su padre -Don Ramiro Domínguez (Sergio Reynoso)-, alcanza a ver a Soraya sin saber que es ella, cuando se ha subido a su auto.

En la escena en la que ocurre lo planeado, Felipe Castillo (Antonio Fortier), el chofer de Luis Alberto, está platicando con otro empleado, afuera de una empresa, esperando a su jefe, pero llega una camioneta a descargar mercancía y Felipe pierde de vista el vehículo. En ese momento, Jhony entra en acción y mete a Constanza que al parecer está muerta.

Luis Alberto, que había sido contactado por Víctor Millán para hacer negocios, no acepta y cuando baja para irse, es detenido por la policía porque le han encontrado "algo" en la cajuela del carro. Éste no sabe de qué le están hablando, incluso, Felipe dice que pueden abrir la cajuela sin problema, pues no tienen nada que esconder y Luis Alberto, ya esposado, se sorprende de ver a Constanza metida en la cajuela de su carro.

Sólo le queda una semana de transmisión a "Los Ricos También Lloran" y si no quieres perder detalle, no te pierdas la telenovela de lunes a viernes a las 9:30 pm por el Canal de las Estrellas.

Síguenos en

Temas:

Foto del periodista Diana Palacios

Diana Palacios

Periodista

Comunicóloga de profesión, reportera del portal Chispa.TV por convicción. Me considero una apasionada de la escritura y de las letras. Me encanta lo que hago y desde que llegué a esta empresa, he descubierto posibilidades infinitas y he aprendido mucho del menester de los grandes comunicadores. ¡Espero que mi trabajo los deje satisfechos!

Ver más

Lee También

Suma tu comentario