Sara y Julieta esperan bebé de Juan en La Herencia, Un Legado de Amor
Novelas

Sara y Julieta esperan bebé de Juan en La Herencia, Un Legado de Amor

Sara no es una del Monte y Julieta no está esperando un hijo de Juan, lo que desataría nuevas historias en la telenovela 'La Herencia, Un Legado de Amor'

Por: Diana Palacios

Sara y Julieta esperan bebé de Juan en La Herencia, Un Legado de Amor. Foto: Instagram La Herencia

Sara y Julieta esperan bebé de Juan en La Herencia, Un Legado de Amor. Foto: Instagram La Herencia

Sara del Monte (Michelle Renaud) y Julieta Millán (Paulina Matos) son el centro de atención en el capítulo número 66 de "La Herencia, Un Legado de Amor", pues demás de descubrir que Sara no es una del Monte, alguien más está investigando de quién es el hijo que espera Julieta en la telenovela producida por Juan Osorio y Roy Rojas para Televisa Univisión.

Tras querer conquistarla, Pedro del Monte (Daniel Elbittar) empieza a ver con rencor a Sara, pues escuchó a Dante Alamillo (Sergio Basáñez) decirle a Déborah Portillo (Elizabeth Álvarez) cuando estaba inconsciente en el hospital, que no le perdonaría que llevaran a su hija a Santa Catalina para cobrar una herencia que no les corresponde.

Y para salir de dudas, le pregunta a Sara desde cuándo conoce a Dante, pero ella le contesta riéndose que desde hace mucho tiempo y sin rodeos y a raja tabla, le revela que Dante y Déborah son amantes, por lo que Sara reacciona diciéndole que no va a permitir que se aproveche de la situación. Dante le dice que se enteró por Aurora Delgado (Lucero Lander) su madre a quien asesinó sin que aparentemente nadie sepa.

Lee también: Sara la confiesa a Juan que espera un hijo de él y Pedro se deshace de su madre en La Herencia

Pedro tira su veneno a Sara

Y en consecuencia, Sara le pregunta que si le va a creer a una mujer que le hizo tanto daño cuando él era apenas un niño. No obstante, la conversación continúa, y Pedro le hace ver a Sara que su madre también fue amante de Don Severiano del Monte (Leonardo Daniel) y de Próspero Millán (Julián Gil), por lo que asume que no sería raro verla con otro hombre.

Y aprovecha para sugerirle a Sara que investigue por su cuenta para que abra de una vez por todas los ojos, pues deja ver que no se ha dado cuenta de quién es su madre en realidad, pero cuando la ve tan angustiada, le dice que se olvide de la conversación y que deje que las cosas sigan su curso, pues total, defender a su madre a quien cree una santa, es su área de experiencia, pero por supuesto, la deja pensando.

Lee también: Sara se va de Santa Catalina y descubre que ella no es una del Monte en La Herencia

Mateo descubre una verdad sobre Julieta que podría cambiarlo todo

Por otro lado, Mateo del Monte (Mauricio Henao) -el eterno enamorado de Julieta Millán (Paulina Matos)- tiene en sus manos el sobre con el resultado de las pruebas de ADN que le hicieron a Julieta y se entera de que el hijo que espera no es de Juan, por lo que busca decírselo, pero su ex novia y terapeuta de Lucas del Monte (Juan Pablo Gil), se lo impide y le dice que quien tiene que reconocer su error frente a todos es Julieta, y no le corresponde a él anunciarlo.

Hasta le propone que harán las cosas de manera que sea Julieta la que termine revelando por su propia voz, que el bebé que espera no es de Juan, y le promete que no pasará mucho tiempo para ello. Además de todo, ella le hace saber que si se lo dice a Juan, lo lastimará, y lo que menos quiere es que eso pase.

Juan empieza a abrir los ojos

Luego de hablar con Modesto, su hijo Cornelio (Diego de Erice) le cuenta a Juan de las maldades que ha hecho Pedro, su hermano, y Modesto le confirma que lo que dice su hijo es verdad y fue una de las cosas por las que él ya no quiso estar más en Santa Catalina.

Y tras enterarse por boca de Pedro que tal vez ya no está enamorado de Sara, Julieta va a verla a su oficina dando órdenes pero Sara le pone un alto y con su forma de ser tan mustia, la invita a su próximo pre baby shower que le está organizando Rosa Gutiérrez (Tiaré Scanda) su madre.

Un tremendo beso de amor

Y luego de una discusión que tuvo con Pedro para que reclamarle las maldades que ha hecho, Juan va a visitar a Sara a su oficina a ver si todo está bien con el bebé, después del incidente con el caballo en la hacienda, por lo que le dice que nunca podrá dejar de estar al pendiente de ella. Luego le lee un pensamiento escrito por él y Sara no se contiene, ¡se avienta a sus brazos y le planta tremendo beso!

El momento romántico es interrumpido por la pena que le dio a Sara su impulso y luego por un mensaje que le llegó, pues le han avisado que su madre ya será dada de alta. Posterior a ello, cuando Sara y Dante llevan a Déborah al departamento de la Ciudad de México donde vivían, ella les pregunta porqué no fueron a la hacienda. Y ésta se lleva una tremenda sorpresa, pues ¡Sara le revela que está esperando un bebé de Juan y que por eso renunció a la herencia!

Mateo busca a Julieta en su oficina de la empresa de los del Monte, con el pretexto de que quiere ayudarla para que Juan la lleve de luna de miel cuando se casen, pero ella le dice que duda que él quiera alejarse de la empresa debido a las condiciones en la que se encuentra.

Mateo acepta y le revela que quiere hacer algo productivo, por lo que ahora tomará el lugar de Bryan y será el caballerango de Santa Catalina, pero Julieta se molesta y le dice que eso la baja de categoría; lo que deja ver que en el fondo siente algo por él y que le interesan mucho los estatus sociales y el poder.

Él le cambia el tema y le pregunta si puede tocar a "su sobrino" -el bebé que está esperando-, ella lo deja y él le dice al bebé que todos están muy contentos por su próxima llegada y que quieren cargarlo y abrazarlo pero en eso llega Juan (el supuesto padre del bebé) y lo sorprende.

Dos visitas inesperadas que las ponen a cambiar

Por otro lado, Sara cuestiona a su mamá y le pregunta desde cuándo es amante de él, pues le dice que Pedro se lo contó. Pero Déborah se indigna y le dice que es una mentira. Pero la discusión continúa cuando ella le dice que lo verdaderamente preocupante es que ella haya renunciado a la herencia y Sara arremete contra ella cuando le dice que lo más importante es que ella no puede creer que su madre sea una roba maridos.

Por otro lado, piensa que fue Próspero Millán quien la envenenó con esa botella de vino, después de que ella lo dejó y le quitó la tienda de ropa. Juan deja botada a Julieta y se va a ver a Sara a su departamento, haciéndole ver que no puede vivir sin ella, pero Sara se hace la difícil, pues por otro lado, él está esperando a otro bebé con Julieta, lo que no saben es que la criatura no es de él.

Su conversación se vuelve a ver interrumpida por la llegada de Pedro, quien en realidad va a ver a Déborah para echarle en cara que ya sabe que ella es amante de Dante y no sólo eso, sino que además le pregunta cómo fue que hizo para engañar a Severiano y hacerle creer que Sara es su hija, además intenta asfixiarla con una almohada luego de que Déborah ha llamado prostituta a su madre (que ya mandó al otro mundo). Y para rematar, le echa en cara que ella y Dante se encargaron de llevar a Sara a la hacienda a pelear por una herencia que no le correspondía, y ella se queda callada.

Por último, Juan le pide a Sara que no lo saque de su vida y Sara le asegura que esa nunca ha sido su intensión pero que quiere que respete que ella no quiere criar a su hijo en Santa Catalina, una hacienda llena de problemas y peleas por el poder y el dinero.

Para seguir viendo más de "La Herencia, Un Legado de Amor", no te pierdas la telenovela de lunes a viernes a las 8:30 pm por el Canal de las Estrellas.

Síguenos en

Temas:

Foto del periodista Diana Palacios

Diana Palacios

Periodista

Comunicóloga de profesión, reportera del portal Chispa.TV por convicción. Me considero una apasionada de la escritura y de las letras. Me encanta lo que hago y desde que llegué a esta empresa, he descubierto posibilidades infinitas y he aprendido mucho del menester de los grandes comunicadores. ¡Espero que mi trabajo los deje satisfechos!

Ver más

Lee También

Suma tu comentario