Mujer de nadie: Casilda se niega a casarse y confiesa que Valentina no es su hija. Foto Instagram Mujer de nadie
Novelas

Mujer de nadie: Casilda se niega a casarse y confiesa que Valentina no es su hija

Casilda ha llegado al extremo y no puede más ocultar la verdad, por lo que rompe con Alejandra y le cuenta a Lucía que no es la madre de Valentina
 

Por: Emma Fermín Apolonio

Mujer de nadie: Casilda se niega a casarse y confiesa que Valentina no es su hija. Foto Instagram Mujer de nadie

Mujer de nadie: Casilda se niega a casarse y confiesa que Valentina no es su hija. Foto Instagram Mujer de nadie

Luego de enterarse que es dueña de toda la fortuna que posee Alejandra, Casilda (María Penella) busca la manera de recuperar lo que es suyo y también de sacudirse el yugo de la villana y de Isaura, sin embargo, al principio no le será tan fácil pues está a punto de ser manipulada por su madrina.

En el episodio 40 de la telenovela “Mujer de nadie”, Casilda, apoyada en todo momento por Lucía (Livia Brito) toma valor y enfrenta a Alejandra (Azela Robinson) e Isaura (Cynthia Klitbo) y en la pedida de mano se niega a casarse con Leonardo, revelando que sabe toda la verdad sobre su fortuna.

Pero eso no fue todo, pues Lucía se la lleva a vivir a la casa de Rafael (Plutarco Haza) y es ahí cuando Casilda ya no puede más y le confiesa que Valentina no es su hija, por lo que no siente una conexión con ella y no sabe cómo tratarla, dejando desconcertada a la protagonista.

Lee también: Mujer de nadie: Casilda le reclama a Alejandra por robarle su herencia

Casilda se sacude el yugo de Alejandra

Después de que Casilda habló con Alejandra y le reclamó por haberle ocultado lo de su herencia y la verdad sobre su madre, la villana trató de manipularla nuevamente y quiso poner la balanza a su favor, incluso diciéndole que la quería más que a Lucía y que por eso la protagonista se había ido de la casa por no poder soportarlo.

Alejandra le sugiere a Casilda que se case con Leonardo para hacerlo pagar por haber estado con ella por interés, pero antes le debe firmar un poder para que ella siga manejando todos sus bienes y de esa manera él no pueda acceder a nada de su fortuna, pero también amarraría a la joven a depender de la antagonista.

Lee también: Mujer de nadie: Casilda se entera que es dueña de una gran fortuna; Lucía droga a Alfredo

Casilda parece seguir los planes de Alejandra y organiza una pedida de mano como la que tuvo Lucía con Fernando (Marcus Ornellas) y aunque Leonardo no está de acuerdo, le sigue la corriente pensando en el dinero que disfrutará cuando se case con la joven, pero no imagina lo que pasará.

En el importante evento, sorpresivamente llegan Lucía y Rafael, invitados por Casilda, y es ahí cuando toma valor y grita frente a todos que no se va a casar con Leonardo (Ignacio Tahhan), y no sólo eso, sino que también revela que es la dueña de todo y los corre de la casa, aunque Alejandra reacciona y trata de obligarla que acepte el compromiso pero es ahí cuando Lucía entra en acción y apoya a Casilda; la villana saca las garras y dice que no se irá de la casa hasta que le compruebe legalmente que no es de ella.

Lucía se entera del compromiso de Fernando y Paulina

Decidido hacer feliz nuevamente y tras convencerse de que Lucía ya no lo ama, Fernando decide pedirle matrimonio a Paulina (Juanita Arias) sabedor de que la joven está desahuciada y morirá pronto por el cáncer, por lo que quiere hacerla feliz y agradecerle todo lo que ella ha hecho por él y organizan una cena con Diego, pero Rafael se entera y hace todo para que la protagonista los vea.

El plan del villano funciona y Lucía no puede dejar de ver a Fernando con Paulina; Rafael se da cuenta y le dice que ellos se van a casar y eso le pega emocionalmente a la joven, quien se topa con Fernando en el baño y le pregunta, y él le contesta que efectivamente contraerán matrimonio.

Casilda revela la verdad

Cuando llega a la casa de Rafael, Lucía escucha a la bebé de Casilda llorar mientras su “mamá” está desesperada dando vueltas y diciéndole que se calle, sin cargarla y sin tratar de calmarla como una madre amorosa, pues no siente esa conexión que debería dado que no es su hija.

Lucía entra al cuarto y le pregunta que por qué Valentina está llorando y es ahí cuando Casilda no puede más y le confiesa que ella no es su madre, sin embargo, la protagonista no entiende bien lo que quiere decir y piensa que se trata de una negación por una depresión posparto, pero Casilda insiste y le vuelve a comentar que Valentina no es su hija.

Síguenos en

Temas:

Foto del periodista Emma Fermín Apolonio

Reportera, redactora, locutora ocasional y runner de vez en cuando. Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Inicié en medios impresos como reportera hace ya más de una década. He colaborado como locutora en programas de radio de deportes. Me gustan el futbol, el cine, leer, la comida y salir a correr. Hoy escribo para Chispa.

Ver más

Lee También

Suma tu comentario