Martha Isabel Bolaños causó un accidente para ser Jenny García en Yo soy Betty, la fea
Novelas

Martha Isabel Bolaños causó un accidente para ser Jenny García en Yo soy Betty, la fea

Martha Isabel Bolaños fue la actriz que con tal de quedarse con el personaje de Jenny García en 'Yo soy Betty, la fea', causó un accidente que le dio el papel

Por: Diana Palacios

Martha Isabel Bolaños causó un accidente para ser Jenny García en Yo soy Betty, la fea. Foto: Instagram Martha Isabel Bolaños

Martha Isabel Bolaños causó un accidente para ser Jenny García en Yo soy Betty, la fea. Foto: Instagram Martha Isabel Bolaños

La telenovela colombiana más exitosa de todos los tiempos responde al título de "Yo soy Betty, la fea", que desde 1999, año de su estreno, sigue causando cientos de emociones entre fanáticos de distintas generaciones; sin embargo, la tele serie protagonizada por Ana María Orozco quien dio vida a Beatriz Pinzón Solano o Betty, la fea y Jorge Enrique Abello como Don Armando Mendoza, tiene muchas historias más que contar, como el accidente causado por la actriz Martha Isabel Bolaños quien interpretó a la caprichosa modelo Jenny García.

En la ficción, Martha Isabel Bolaños ocasionó tantos problemas como pudo, al entrar a trabajar a Ecomoda, la empresa presidida por Don Armando Mendoza, como modelo de tallaje; pues además de su ambición por realizarse como una top model de pasarela y modelar los atuendos diseñados por Hugo Lombardi (Julián Arango), se enamoró de la persona equivocada.

Su amor le pertenecía al esposo de Sofía López (Paula Peña), una de las secretarias de Ecomoda e integrante del famoso Cuartel de las feas, integrado por todas las secretarias de distintas áreas de la empresa -incluyendo a Betty- y bautizado así por el propio Hugo Lombardi.

Lee también: Marjorie de Sousa resalta sus glúteos con entallada prenda, se convierte en la favorita

La recordada Pupuchurra, se enamoró de Efraín Rodríguez, esposo de Sofía López, muchos años mayor que ella; y se encaprichó con tal de fastidiarle la vida a una de sus declaradas archienemigas. Lo conoció cuando ella trabajaba en un supermercado de demostradora. Y claro, cuando supo quién era su esposa, pues se ensañó más.

"Yo soy Betty, la fea", creada por el finado escritor Fernando Gaitán en 1999 para RCN de Colombia, ha tenido tanta popularidad a lo largo de 22 años, gracias a la transmisión en 180 países y doblada a 25 idiomas, además de que ha tenido un total de 28 versiones diferentes.

Lee también: Jorge Enrique Abello, "Don Armando" responde críticas a Betty, la fea

Y como en la ficción, la actriz que hace más de dos décadas tenía 25 años de edad, hizo hasta lo imposible por obtener el recordado personaje en el melodrama colombiano. Tanto así, que cuando hizo el casting para sumarse al elenco, puso en práctica algunos rituales para tener la suerte de su lado.

Lo que provocó que causara un accidente que cobró algunos daños materiales, aunque finalmente la colombiana se salió con la suya y obtuvo el tan deseado papel;  así lo contó en una entrevista.

"Durante el casting para 'Betty', se me había quemado un apartamento por prender una vela para que me fuera bien y frente a la cámara pedí: 'Por favor, necesito el trabajo, lo voy a hacer muy bien'.

Entre tanto Martha Isabel Bolaños, confesó que aún se idenfica con la Pupuchurra, como se le quedó dentro de la ficción, aunque por otro lado, aseguró que nunca sería la tercera en discordia en una pareja:

"Jenny García es de los personajes menos coquetos que he hecho. Es consentida como yo. Le di el brillo y el entusiasmo de mis 24 años, las ganas de seguir adelante. Pero soy moralmente impecable, incapaz de meterme en relaciones de otros".

Durante la entrevista, Bolaños agradeció haber pertenecido al elenco de la telenovela "Yo soy Betty, la fea", pues con su participación, ha podido cumplir algunos sueños:

"Gracias a 'Betty' compré mi carro, un apartamento para mí y otro para mi mamá y he viajado. Hoy, a mis 47 años vivo en México, estoy feliz y tengo mi empresa".

Síguenos en

Temas:

Lee También

Suma tu comentario