1200X400 El pecado de Oyuki, la mega producción de Televisa, cumple 33 años desde su estreno. Foto Instagram Ana Martin
Novelas

El pecado de Oyuki, la mega producción de Televisa, cumple 33 años desde su estreno

La telenovela protagonizada por Ana Martín y Boy Olmi fue lanzada en febrero de 1988 luego de dos años del inicio de su rodaje en 1986

Por: Emma Fermín Apolonio

Ana Martin interpretó a la protagonista Oyuki Ogino. Foto Instagram Ana Martin

Ana Martin interpretó a la protagonista Oyuki Ogino. Foto Instagram Ana Martin

En febrero de 1988 se estrenó una de los proyectos más caros y ambiciosos de Televisa: El pecado de Oyuki. La telenovela, protagonizada por Ana Martin y Boy Olmi, cumple este mes 33 años y continúa en la memoria colectiva gracias a los espectaculares vestuarios y extraordinarias locaciones, que hicieron posible recrear una parte de Japón en México. 

La telenovela se basó en la historia original surgida del ingenio de la escritora Yolanda Vargas Dulché, creadora de otros proyectos como Rubí, y posteriormente adaptado a la televisión en forma de melodrama. 

Ana Martin fue elegida para llevar el peso del personaje principal, Ogino Oyuki, y para ello tuvo que pasar por arduas jornadas de maquillaje para lograr la caracterización de una geisha japonesa. El detalle en cada vestuario, caracterización y escenarios, y la posterior postproducción hizo que el proyecto fuera estrenado un par de años después de haber iniciado el rodaje.

Lee también: Ana Martín: el éxito de 'Oyuki' que le costó su belleza

El protagónico varonil recayó en el actor argentino Boy Olmi, pese a las críticas que hubo en su momento pues los detractores consideraban que podría haberse elegido un intérprete mexicano, sin embargo, por cuestiones de guión, el equipo de casting tuvo que buscar en el extranjero. 

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News 


El trabajo de preproducción fue intenso, al grado de hacer un scouting previo en Japón para recabar detalles y recrear escenarios que fueran iguales a los originales. Es por ello que el área de arte puso todo su empeño para recrear un barrio japonés, con la intención de obtener paisajes lo más parecidos posible a lo que se requería.  

No contentos con eso, un equipo de producción viajó a Japón para conseguir utilería y grabar escenas exteriores con el fin de lograr la atmosfera que buscaban y conseguir que la telenovela pasara a la historia como una de las más importantes, además del click de la pareja estelar: Ana Martin y Boy Olmi

El melodrama fue transmitido en horario estelar por Televisa y constó de 125 capítulos. La fecha de estreno fue el 15 de febrero de 1988 y el final ocurrió el 5 de agosto del mismo año. Lucy Orozco debutó como productora en Televisa con este proyecto. 

Lee también: Ana Martín y el escándalo que enfrentó cuando tenía 17 años

La trama

La trama se desarrolla a finales del siglo XIX y principios de XX en Japón, donde Oyuki Ogino vive con su hermano Yakata Ogino, interpretado por el actor mexicano Salvador Sánchez, quien es un vicioso y orilla a Oyuki a convertirse en geisha para costear sus gastos y deudas, aprovechando que la protagonista tenía habilidades de danzas tradicionales. 

Oyuki no obtiene ganancia alguna de esta actividad pues su hermano se encarga de quitarle todo y mantenerla cautiva, incluso quiere casarla contra su voluntad con el rico comerciante Togo Fushoko, pero entonces Oyuki conoce a Irving Pointer y se enamora de él. 

Tras muchos problemas y luego de luchar contra la oposición de sus respectivas familias, Oyuki e Irving se casan y tienen una hija, pero su esposo fallece y la acusan a ella de su asesinato. La protagonista pasa años en la cárcel mientras su hija es criada por la familia de su esposo, que no le ha revelado quién es su madre. 

Al final, Oyuki sale de la cárcel y su único anhelo es estar con su hija, pero el miedo al rechazo la obliga a callar, hasta que su secreto es revelado y puede, al fin tener un poco de felicidad, aunque sea en una ilusión.  

Temas:

Lee También

Suma tu comentario