Qué es el Ciclo Solar 25 y qué efectos tiene en la Tierra
Místico

Qué es el Ciclo Solar 25 y qué efectos tiene en la Tierra

Este mes de abril está previsto sus primeras manifestaciones hasta el próximo año 2030. Anteriormente, el fenómeno ya se hizo presente y se repite cada 11 años

Por: Diana Palacios García

El primer pronóstico de la manifestación del Ciclo Solar, fue emitido por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA). El próximo fenómeno que se presente será el número 25 desde 1755, año en el que se vieron por primera vez, un gran número de machas solares siendo registradas sistemáticamente. Mismas que han sido objeto de estudio como uno de los más grandes misterios del Sol.

Después de que tanto el astrónomo chino del siglo 4 a.C., Kan Te y varios siglos más tarde, Galileo Galilei, lograran observar unas manchas oscuras en el brillo incandescente del Sol, recientemente los astrofísicos modernos, buscan su rastro con un nuevo propósito: 

Determinar el inicio de los ciclos solares, los periodos de 11 años en los que cambia la polaridad del campo magnético del Sol, y de esa manera, poder prever las posibles tormentas solares cuyos efectos pueden hacerse sentir en la Tierra.

Lee también: El calor del Sol ayuda a producir hielo en Mercurio

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Según una proyección del Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA/NWS) su comienzo está previsto para este mes y, aunque puede retrasarse producto de la variabilidad de la actividad solar, las primeras señales ya comenzaron.

"Ciertamente estamos viendo signos de que un nuevo ciclo está comenzando en el Sol", comentó Douglas Biesecker, jefe del Panel de Predicción del Ciclo Solar 25 del NOAA/NWS, a medio de comunicación estadounidense.

"Puede pasar en cualquier momento a partir de este mes, aunque no lo sabremos a ciencia cierta hasta finales de este año cuando podamos comparar con más datos la variabilidad de la actividad solar", agregó.

También dejó ver que no es tan importante la fecha exacta en la que empezará este ciclo número 25 y en relación a esto comentó: "Si el ciclo comienza en abril o en julio, no importa mucho, porque en realidad lo que implica es que la actividad solar comenzará a aumentar gradualmente en los próximos cuatro o cinco años y las predicciones es que no alcanzará su máximo hasta julio de 2025".

Según explica Biesecker, por razones que aún no se comprenden bien, el campo magnético del Sol aumenta y disminuye por periodos: crece hasta un máximo y luego se vuelve a debilitar hasta comenzar a crecer de nuevo, a este fenómeno le atribuye el nombre de ciclo solar.

En tanto, cuando el magnetismo está cerca de su máximo, comienza a haber mucha actividad en la superficie del Sol: se producen enormes explosiones de energía llamadas erupciones solares y se pueden desencadenar eyecciones de masa coronal, en las que miles de millones de toneladas de hidrógeno ardiente son lanzadas al espacio a grandes velocidades.

Posteriormente, ese movimiento disminuye por otro lapso de tiempo hasta que vuelve a aumentar… aunque esta nueva actividad implica un cambio en los polos magnéticos del Sol.

"Es quizás el tipo de variación solar más conocida y se aprecia a través de los ciclos de las manchas solares", advirtió.

Estas últimas, que se ven como marcas oscuras en la superficie del Sol, son en realidad zonas de intensa fuerza magnética.

"Esas manchas tienen ciclos en los que disminuyen a un mínimo esa fuerza y luego se refuerzan a un máximo a lo largo de un periodo de 11 años. Entonces un ciclo solar es el periodo en el que estas manchas van de un mínimo a un máximo o de un máximo a un mínimo", señala.

La razón de que el próximo ciclo del Sol esté registrado en su 25° evento, se debe a que los ciclos de las manchas solares fueron registrados desde hace milenios, pero no fue hasta 1755 que se comenzó a llevar un registro del recuento de los periodos de 11 años que marcan los mínimos y máximos de la actividad magnética solar.

Es por eso que durante los últimos 265 años solo se registraron 24 ciclos solares, según publicó el medio de comunicación estadounidense.

"Podemos encontrar récord históricos de que civilizaciones antiguas detectaron estos cambios hace miles de años en Asia. Pero desde que se realizaron observaciones regulares del Sol y que se comenzó a utilizar el telescopio fue que se comenzaron a observar que esto ocurría en ciertos patrones", señala el astrofísico.

"Luego, a medida que los telescopios se hicieron más grandes y más sofisticados, podemos ver manchas solares más pequeñas que las que podíamos ver hace 200 años y esto ha facilitado la comprensión de estos ciclos", agregó.

El experto señala que, si bien, en un inicio se creía que las manchas solares eran señales de algún prodigio, hoy se sabe que apenas tienen influencia sobre los ciclos de la vida en nuestro planeta. No obstante, en la vida tecnológica, sí podría traer algunos desastres en la comunicación digital.

"Esta liberación de radiación electromagnética de forma violenta en la superficie del Sol viaja a través del espacio y llega hasta la Tierra y esto puede traer consecuencias en muchos sentidos: desde afectar los satélites, los sistemas de GPS, las frecuencias de radio alta, los sistemas de comunicación, las operaciones de las centrales eléctricas o la seguridad de la aviación", finalizó.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario