La macabra historia de Sor Juana de Arco en Notre Dame
Místico

La macabra historia de Juana de Arco en Notre Dame


Juana de Arco fue una mujer ejemplar de su época y yacía en Notre Dame, una macabra historia cuenta que fue quemada vivia en la plaza del Mercado Viejo de Ruán 

Por: Karen Magallanes

Sor Juana de Arco se convirtió en una mujer histórica, santa y heroína de Francia a quien se le atribulle la derrota de los ingleses. Hija de padres campesinos y conocida como la Doncella de Orleans, cuando a penas era una adolescente tuvo las primeras visiones que comenzaron con la aparición del arcángel Miguel. 

La visiones de Juana de Arco habrían sido las mismas que la llevaron a la muerte, la macabra historia cuenta que la jovencita escuchó las voces de santa Catalina de Alejandría y de Santa Margarita durante la aparición del arcángel Miguel, y habrían sido las mismas que la guiaron el resto de su vida. 

La macabra historia de Juana de Arco en Notre Dame. Foto: Pixabay

Juana de Arco poseía poderes divinos

A lo largo de su corta vida Juana de Arco se convirtió en una mística que podía escuchar mensajes divinos de gran importancia. Habrían sido fundamentales para unirse al ejército del rey de Francia para poder recuperar los territorios que habían sido invadidos por los ingleses durante la guerra de los Cien Años. 

La macabra historia de Juana de Arco en Notre Dame. Foto: Pixabay

La doncella de Orleans cumplía con la voluntad de Dios y convenció a la corte vestida de hombre, que ella era la enviada para ayudar a Delfín a recuperar Francia. Vestida con una armadura blanca y portando un estandarte, derrotó al al general británico Talbot en Patay. En 1930 fue hecha prisionera y entregada a los ingleses tras el fracaso de la ofensiva contra París. 

Lee también: 5 Misterios de la Catedral de Notre Dame en París

El fin llegó para Juana de Arco en 1431: Fue quemada viva 

Juana de Arco fue sentenciada por miembros de la Inquisición por sus visiones místicas y acusada de bruja, y sería hasta el 30 de mayo de 1431 que llegó su muerte, atada a una estaca, señalada y quemada viva en la plaza del Mercado Viejo de Ruán, en Francia, posteriormente sus cenizas fueron arrojadas al río Sena. 

La macabra historia de Juana de Arco en Notre Dame. Foto: Pixabay

Sus pensamientos divinos y una vida entregada a Dios, llevaron a la joven a convertirse en Sor Juana de Arco en 1920, cuando el papa Benedicto XV la declaró Santa. Una leyenda cuenta que las gárgolas de la Catedral de Notre Dame vengaron su muerte y asesinaron a todos los que estuvieron presentes cuando fue quemada y no la ayudaron.  

Temas:

Lee También

Suma tu comentario

Te Recomendamos