La Sonda Solar Orbiter cruzará la estela del cometa Atlas
Místico

La Sonda Solar Orbiter cruzará la estela del cometa Atlas

La sonda Solar Orbiter, misión conjunta entre la NASA y la ESA que se estima, se acercará hasta 42 millones de kilómetros del Sol para analizar su superficie y las regiones polares.

Por: EFE , Diana Palacios García

La sonda espacial Solar Orbiter, durante su trayectoria hacia el Sol, se encuentra a punto de atravesar la estela que ha dejado el Cometa Atlas, y ante el hecho, podrá capturar datos de su cola de iones y del polvo que ha dejado a su paso. El pasado diciembre de 2019, fue descubierto dicho cometa y fue en abril de este 2020, que se fragmentó en pedazos. La Agencia Espacial Europea (ESA), estima que el cruce podría ocurrir entre el 31 de mayo y el 6 de junio.

El plan original de vuelo no había previsto la captura de datos científicos pero ya que el atravesar las dos colas de un cometa es un evento raro en cualquier misión espacial, los expertos han trabajado para que los cuatro principales instrumentos de la sonda se enciendan durante el encuentro.

Lee también: La NASA contratará a personas para que pasen en una réplica de una nave

El director científico de ESA, Günther Hasinger, afirma que un encuentro inesperado como este da a la misión oportunidades y desafíos únicos: "Oportunidades como esta son parte de la aventura de la ciencia".

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Generalmente se habla de la cola de un cometa, cuando en realidad esta es doble. Una, formada de polvo, es prácticamente rectilínea y apunta siempre hacia afuera de forma radial alejándose del Sol. La otra está compuesta por iones y, aunque también apunta hacia el exterior, suele curvarse por la fuerza que sienten los iones del campo magnético interplanetario.

Algunas de las aportaciones que podría hacer el encuentro con Atlas incluyen las perturbaciones que genere el Sol en el campo magnético del cometa, el mecanismo que acelera las partículas supra termales o el efecto del viento solar en el aumento del campo magnético interplanetario.

La Solar Orbiter es una misión conjunta entre la ESA y la NASA que despegó en febrero y viajará hasta solo 42 millones de kilómetros del Sol para realizar observaciones sin precedentes, en especial de sus regiones polares, lo que permitirá estudiar e intentar predecir su comportamiento e influencia sobre la Tierra.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario