Descubren nueva especie de dinosaurio mongol en el desierto de Gobi
Místico

Descubren nueva especie de dinosaurio en el desierto de Gobi, en Mongolia

Los científicos han denominado a esta nueva especie Gobihadros mongoliensis, que han descubierto en Mongolia gracias a numerosos fósiles

Por: EFE

Mongolia. Un equipo de científicos descubrieron en el desierto de Gobi, en Mongolia, una nueva especie estrechamente relacionada con los Hadrosauridae, los dinosaurios con pico de pato, un hallazgo que ayudará a esclarecer cómo fue la evolución de esta familia.

La descripción de la nueva especie de dinosaurio descubierta fue publicada en la revista Plos One, en un artículo liderado por Khishigjav Tsogtbataaar, de la Academia de Ciencias de Mongolia, y David Evans, del Museo Real de Ontario, en Canadá.

Reconstrucciones del esqueleto de Gobihadros mongoliensis. Crédito: Equipo de Tsogtbaatar, de la Academia de Ciencias de Mongolia. Foto: EFE

La nueva especie de dinosaurio es Gobihadros mongoliensis

 

Los científicos han denominado a esta nueva especie Gobihadros mongoliensis, que han descubierto gracias a numerosos fósiles, incluyendo un esqueleto casi completo de tres metros de longitud.

Estos fósiles fueron encontrados en la región de Bayshin Tsav en el desierto de Gobi, Mongolia, en rocas que datan de la primera parte del Cretácico Superior, hace entre 100,5 y 66 millones de años.

Lee también: Asteroide el responsable de acabar con dinosaurios, según estudio

Los dinosaurios de la familia Hadrosauridae eran grandes herbívoros muy extendidos e importantes desde el punto de vista ecológico durante el Cretácico Superior, pero, según los investigadores, se sabe poco sobre su evolución temprana.

En los últimos años, muchas especies nuevas estrechamente relacionadas con el Hadrosauridae han ido llenando este “esquema”, pero, según los autores, se conocen pocos restos completos de la primera parte del Cretácico Superior, que es cuando se originó el grupo.


Primo cercano de los hadrosaurios

El análisis anatómico de los restos encontrados en Gobi revela que esta especie no encaja del todo en la familia Hadrosauridae, pero sí que “es un primo muy cercano”, lo que la convierte en el primer dinosaurio de este tipo conocido a partir de restos completos del Cretácico Superior de Asia Central, señala una nota de Plos.

Los científicos compararon los gobihadros con las especies asiáticas de Hadrosauridae y concluyeron que los primeros no dieron paso directo a los grandes herbívoros -hadrosaurios- asiáticos posteriores.

Sugieren, por tanto, que esos hadrosaurios asiáticos podrían haber emigrado de Norteamérica durante el Cretácico Superior.

Los gobihadros y sus parientes asiáticos cercanos parecen desaparecer a medida que estos nuevos hadrosaurios entran en Asia, lo que indica que “los invasores” podrían haber superado en última instancia a especies como los gobihadros.

No obstante, los autores advierten de que se necesitan más datos para dilucidar correctamente las características de estos dinosaurios, aunque esperan que este trabajo “sea un material útil para estudiar la evolución de los hadrosaurios y otras especies”. 

Temas:

  • Dinosaurios
  • Hallazgos arqueológicos

Lee También

Suma tu comentario