Así se vio la caída de meteoros Perseidas
Místico

Así se vio la caída de meteoros Perseidas: Video

Las noches del 12 y 13 de agosto fue el máximo punto de visibilidad de los meteoros Perseidas y pudieron ser captadas

Por: EFE , Karen Magallanes

El complejo astronómico de la Hita, situado en La Puebla de Almoradiel (Toledo) grabó en la noche del 13 de agosto, a las 22:08 horas, una bola de fuego producida por una perseida que sobrevoló Castilla-La Mancha y Andalucía, la más brillante registrada este año sobre España.

El fenómeno ha podido ser grabado por los detectores de la Red de Bólidos y Meteoros del suroeste de Europa, que opera en La Hita y en los observatorios astronómicos de Calar Alto (Almería), Sierra Nevada (Granada), La Sagra (Granada) y Sevilla, informa este miércoles en un comunicado la Fundación AstroHita.

Lee también: Qué son las lágrimas de San Lorenzo

Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto Smart, que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

Así se vio la caída de meteoros Perseidas. Foto temática: Pixabay 

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Las Perseidas provienen del cometa Swift-Tuttle

El evento ha sido analizado por el investigador responsable del proyecto, el profesor José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y el análisis ha permitido determinar que la bola de fuego se inició a una altitud de unos 130 kilómetros sobre la provincia de Ciudad Real, casi sobre la vertical de la localidad de Puertollano y desde allí avanzó en dirección suroeste.

Después se extinguió a unos 81 kilómetros de altitud sobre la provincia de Málaga, casi sobre la vertical de Marbella.

Las perseidas están producidas por el cometa Swift-Tuttle, que completa una órbita alrededor del Sol cada 133 años aproximadamente, y cada vez que se aproxima se calienta, emite chorros de gas y pequeñas partículas sólidas que forman la cola del cometa.

 

Todos los años, entre finales de julio y finales de agosto, la Tierra cruza los restos de esta cola, lo cual provoca que estas partículas choquen contra la atmósfera a una velocidad de 210 mil kilómetros por hora, dando lugar a las estrellas fugaces perseidas.

En ocasiones, estas partículas desprendidas del cometa Swift-Tuttle son de mayor tamaño, y cuando estos fragmentos entran en la atmósfera generan brillantes bolas de fuego como la registrada en la noche del 13 de agosto. 

Lee También

Suma tu comentario