6 Claves para lograr el squirting  ¡jamás lo olvidarás!. Foto: Pixabay (Imagen temática)
k.chonda

6 Claves para lograr el squirting ¡jamás lo olvidarás!

Squirt, squirting o eyaculación femenina es el reto que todas las mujeres quieren lograr 

Por: Karen Magallanes

1. Mente relajada

Para quienes llegaron a este artículo sin saber qué es el squirt, vamos a aclarar que este tipo de eyaculación femenina no es necesariamente la más común, esta se produce a cantidades menos normales que la eyaculación cotidiana, para entendernos es como si orinaras, a diferencia que el líquido expulsado no es orina.

 

 
 

Aunque la industria del cine para adultos fue la encargada de poner de moda el squirt, este es algo para lo que la mujer siempre ha tenido capacidad, pero por el tabú, la vergüenza y demás, no se había tenido la apertura para que todas las mujeres sepan que lo pueden lograr solas o en pareja, que pueden disfrutarlo y hacer estallar en placer a su pareja. 

 

Por eso el primer paso para lograrlo es mantener tu mente relajada, no necesitas estar pensando y pensando "quiero eyacular" sino más bien disfrutar, y aprender a sentir para cuando venga el momento, tu mente debe estar tan relajada que no te importe nada. ¡Dile adiós a las penas! 

2. Excitación

No conseguirás nada si no estás excitada, el jugueteo previo es importante incluso cuando lo estás intentando lograr con masturbación.

 

 

 

Si eres hombre y estás aquí para aprender a consentir a tu pareja, debes de saber que es indispensable que la acaricies, la beses, la prepares para que juntos puedan llegar al momento que ambos anhelan. ¡No vayas en seco! Si es posible y necesario válete de un buen lubricante para que el placer sea mayor. 

3. Estimulación

Los movimientos para estimular son clave, mueve los dedos sobre el monte venus en forma de círculos, combina las velocidades y has un poco de presión, los movimientos si son rápidos funcionan mejor.

 

 
 
 

Peeero, tienes que ser conociente que el cuerpo es el que te irá guiando, si sientes que tu cuerpo lo pide más lento, hazlo más lento y no te detengas. 

4. Juego de la penetración

Si es la primera vez que lo intentarás, deberá ser con los dedos corazón y anular, tu pelvis tiene que estar relajada. Abre tus piernas lo más que puedas y coloca tu espalda sobre una almohada para que esta eleve tu monte y caderas, esto hará que penetres mejor. 

 

 

 

Si ya lograste conseguirlo alguna vez, ya estás en otro nivel y es recomendable utilizar juguetes sexuales, primero que sean de silicona y cuando ya estés en un nivel maestro puedes hacerlo con vibradores. ¡Genial! 

5. Etimula tu zona G

La zona G se ubica en el interior de la vagina justo en dirección hacia el clítoris, y debes de estimular con movimientos circulares, aumentando poco a poco la velocidad sin interrupciones, lo que logrará que las glándulas skene produzcan el líquido eyaculatorio femenino. 

 

 

 

Mientras disfrutas de estimular la zona G en su interior, exteriormente puedes darle roces a tu clítoris. ¡Lo disfrutarás! 
 

6. Mueve tu pelvis

La excitación irá en aumento conforme aumentes la estimulación, tu lubricación también deberá ser mucho más abundante, cuando esto suceda debes mover tu pelvis y empujar hacia adelante apretando tus pompas, así como si te estuvieras aguantando las ganas, el placer aumentará a medida que los músculos se contraigan. 

 

 

Si sientes que te vas a orinar, no te preocupes, es algo normal, tú sigue y no pares por nada del mundo, disfruta, goza, grita y arranca las sábanas, el momento del squirt ¡ha llegado! 

.