Perro aplica ley del hielo a su dueña al salir del veterinario
Insólito

Perro aplica ley del hielo a su dueña al salir del veterinario

Un perro le aplica la típica ley del hielo a su dueña por haberlo traicionado y en lugar de llevarlo al parque termina en el veterinario

Por: Ana Victoria Díaz Medina

Bret Mortimer, es la dueña de un perrito llamado Fritz, y lo lleva a pasear casi a diario al parque local para perros. Un día cuando la dueña subió al canino al coche, éste pensó que lo llevaría de nuevo al parque, sin embargo ese día su camino cambió de otra dirección.

La mujer decidió llevar a su mascota al veterinario para una revisión médica dental, luego de enterarse de los cuidados que debe de tener un canino. Como cualquier otro animal lo hubiera hecho, Fritz se sorprendió y lo demostró posteriormente ya que su salida de casa no fue precisamente para ir al parque sino al dentista veterinario, hecho que no le agradó en lo absoluto.

Lee también: Encuentran a perro inválido en la calle y le hacen silla de ruedas

Perro decide hace Ley del Hielo a su duela al salir del veterinario
Perro aplica ley del hielo a su dueña al salir del veterinario . Foto Pixabay

Su dueña lo único que quería era descartar que su canino tuviera algún problema de salud, por lo cual decidió llevarlo al veterinario como una visita de rutina, aunque la decisión no fue del agrado de Fritz. Ella lo quiere mucho, pues forma parte importante de su familia y es por eso que quiere que viva muchos años más.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Una vez que la revisión de rutina de su perro terminara, Bret, pasó por su mascota sin embargo al verle su cara se pudo dar cuenta que Fritz no estaba nada contento, pues la experiencia no había sido nada agradable para é, motivo por el cual ignoró a su dueña.

El perito decidió aplicar la típica estrategia de “La Ley del Hielo” negándose a ver a su dueña directamente. El canino estaba sumamente molesto por que lo llevó al veterinario y no al parque como todos los días a hacer su paseo de rutina.

Afortunadamente la actitud de enojo del perro no duró mucho y volvió a ser el mismo de siempre, sin embargo el pobre perrito indefenso no olvidó esa traición que le hizo pasar su dueña.

Incluso fue señalado por su dueña que durante todo el camino de regreso a casa el perrito siguió con la misma indiferencia y mostrando su dignidad.


Temas:

Lee También

Suma tu comentario