Estudio revela porque los mosquitos nos siguen para picarnos
Insólito

Estudio revela por qué los mosquitos nos siguen para picarnos

Se hicierón pruebas de como estos insectos encuentran a los humanos  y sobre todo cómo pueden albergar una sed de sangre insaciable

Por: Kimberly Lepe Covarrubias

El mosquito es un insecto transmisor de enfermedades como el Dengue, Zika y Chikungunya. El mosquito tiene cuatro etapas de desarrollo en su vida: Huevo, larva, pupa y adulto, por lo que necesitan el agua para lograr sus ciclos de vida.

Un estudio reveló la manera en que los moquistos encuentran al ser humano, pues resulta que han desarrollado un gen receptor ancestral de enfriamiento, esto para detectar el calor que desprendemos.

Leer también:  Leopardo hambriento le arrebata a cocodrilo dos trozos de carne

Estudio revela porque los mosquitos nos siguen para picarnos.Foto Pxinio.

Investigadores descubrieron como estos pequeños insectos se centran en el calor humano para encontrar y picar a las personas.

Se dice que los mosquitos salvajes guardan una sed de sangre insaciable, pero cuando son encerrados en cámaras pequeñas e iluminadas artificialmente, tienden a luchar por abrir el apetito en ocasiones.

Se descubrió que la punta de las antenas de los moscas actuaban como receptores de temperatura,  pero esta era detectado solo si la temperatura estaba cambiando, se renombraron células de enfriamiento y de calentamiento, dado que los mosquitos son parientes de las moscas y cuentan con estos mismos receptores.

Los investigadores hicieron modificaciones, permitieron que los mosquitos dejaran de expresar su termostato molecular que obtenía el nombre de IR21a en sus antenas lo que reduce su capacidad de calentamiento y se vuelven menos propensos de ingerir proporciones de sangre humana.

Se quería indagar si tal vez los insectos volaban hacia el calor o si lo hacian para alejarse del frío, esto siginificaría que  en los receptores que se deberían de centrar eran el de enfriamiento, donde el receptor IR21a, sería el principal para detectar la transmisión de una señal donde indique que la temperatura esta bajando.

En los últimos años se han hecho grandes avances para determinar qué ayuda a los insectos a detectar señales químicas desde lejos, pero lo que mantiene a los mosquitos en el camino,  mientras se preparan para el aterrizaje ha sido más difícil de precisar.

Se descubrió que los mosquitos ya no sentían atracción por los calentadores miniatura que se colocarón a altas temperaturas .

Los mosquitos sin IR21a también mostraron menos interés en la sangre calentada, ofrecida en un disco calentado, unido a la parte superior de su jaula de malla, una configuración que también proporcionaba la principal fuente de alimento de los insectos.

Se dice que los mosquitos desarrollaron un gen evolutivo en un circuito nuevo y su función ahora radica en su cabeza.

“En lugar de preocuparse por la termorregulación, los mosquitos ahora usan estos sensores de temperatura para cazar humanos”, explican los investigadores. 

"Si se pudiera reducir la cantidad de interacciones entre mosquitos y humanos podría prevenir todas las enfermedades que transmiten esos animales”, comentaron investigadores.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario