Foto: Unplash
Curiosidades

Pelear mucho con tu hermana podría provocarte este enfermedad, según estudio

Pelear con una hermana puede traer severas consecuencias a la salud, de acuerdo con un estudio

Por: EFE/ Chispa

Pelear con una hermana puede traer severas consecuencias a la salud, de acuerdo con un estudio que fue publicado recientemente. Debido a que el vinculo que hay entre hermanas es uno de los más importantes.

Lee también: FOTOS: Gemelas se convierten en madres el mismo día y hospital


Por ejemplo, un estudio sugiere que si una hermana padece un trastorno de la alimentación hará que la otra sea más vulnerable a sufrir cuadros de ansiedad y depresión.

Es de suma importancia tener una buena relación con los hermanos.
Foto: Unplash

Lee también: Cuenta regresiva para que WhatsApp elimine mensajes, fotos y videos

Consecuencias de tener una mala relación con la hermana

 

La investigación fue realizada por un equipo de la Universidad de Haifa, en Israel, y descubrió que las hermanas sanas de mujeres que sufren trastornos de alimentación presentan mayores niveles de síntomas depresivos derivados de una relación tensa entre las dos.

Lee también: ¿Cómo quitar el dolor de estómago?

 
"Cuanto peor sea la relación entre las dos hermanas, más elevado será el nivel de angustia psicológica de la sana, que además corre el riesgo de desarrollar un trastorno de la alimentación también", explicó Yael Letzer, profesora de la Universidad de Haifa.

Debemos de tratar de tener buena comunicación Foto: Unplash

El estudio también reveló que la relación entre dos hermanas, una de las cuales padece un trastorno alimentario, es peor que aquella en la que ninguna padece ese tipo de problema.

Los resultados del estudio mostraron que entre las niñas y mujeres jóvenes que tenían hermanas con trastornos de la alimentación, había un alto índice de relaciones negativas entre hermanas.

Una mala relación con una hermana puede traer severas consecuencias.
Foto: Unplash

A la luz de la enfermedad que padece la hermana afectada, se desarrolla una rivalidad entre las dos por la atención de los padres, dijo la experta.

Yael Letzer añadió que "a esto se suma que la hermana sana debe tomar parte en el tratamiento diario a lado de la otra, algo que puede convertirse en una carga para ella en su vida cotidiana y, por ende, provocar sentimientos de frustración, enfado, odio y miedo".

Temas:

Lee También

Suma tu comentario