Una ola de calor en la Antártida derritió la nieve de una isla y causó estragos
Curiosidades

Una ola de calor en la Antártida derritió la nieve de una isla y causó estragos

El cambio climático está haciendo de las suyas y deja sus estragos en lo que se considera la parte más fría del planeta Tierra

Por: Diana Palacios García

Durante un período de nueve días, una ola de calor azotó el frío norte de la Antártida los primeros días de febrero. Recientes imágenes de la NASA muestran que alrededor de una cuarta parte de la capa de nieve de una isla antártica se derritió en ese momento, un fenómeno cada vez más común de la llamada crisis climática.

Las fotografías revelan a la Eagle Island, sobre la península noreste del continente extremo, al inicio y al final de la ola de calor antártica de este mes. Al finalizar estos nueve días de calor, gran parte de la tierra debajo de la capa de hielo de la isla quedó expuesta y se abrieron charcos de agua de deshielo en su superficie.

Lee también: La Antártida se está derritiendo más rápido que nunca

Una ola de calor en la Antártida derritió la nieve de una isla
y causó estragos. Foto Pixabay

La Antártida experimentó su día más caluroso registrado a principios de este mes, alcanzando un máximo de 18 grados centígrados. Los Ángeles tuvo la misma temperatura ese día, expuso la NASA.

Deshielo en Groenlandia llega a un “punto de inflexión” y “lo único que podemos hacer es adaptarnos”, según estudio.

Después de poco más de una semana, más de 10 centímetros de la capa de nieve de Eagle Island se derritieron, eso es aproximadamente el 20% de la acumulación total de nieve estacional de la isla, informó la NASA a través de su Observatorio de la Tierra.

“No he visto que los charcos de deshielo se desarrollen tan rápido en la Antártida”, dijo Mauri Pelto, Geólogo del Nichols College en Massachusetts, al Observatorio de la Tierra de la NASA. “Ves este tipo de eventos de derretimiento en Alaska y Groenlandia, pero no usualmente en la Antártida”.

Por su parte, Xavier Fettweis, el científico experto en clima, midió la cantidad de agua de deshielo que llegó al océano desde la península antártica. La ola de calor fue la que más contribuyó al aumento del nivel del mar este verano, dijo.

Pelot, también señaló: "Los eventos de derretimiento como este son bastante raros para la Antártida, incluso durante el verano. Es uno de los lugares más fríos de la Tierra.

Esta ola de calor fue el resultado de altas temperaturas sostenidas, dijo, que casi nunca ocurrieron en el continente hasta el siglo XXI. Es el tipo de evento climático que se vuelve cada vez más común a medida que aumentan las temperaturas globales.

Este mes, la alta presión sobre el Cabo de Hornos en el archipiélago de Chile permitió que las temperaturas cálidas se acumularan y viajaran. La península más septentrional de la Antártida, generalmente está protegida de estas altas temperaturas debido a los fuertes vientos que cruzan el hemisferio sur, pero esos vientos eran inusualmente débiles y no podían evitar que las altas temperaturas penetraran en el extremo norte del continente, informó la NASA.

Los casquetes polares o capas de hielo en la Antártida ya se están derritiendo rápidamente debido a la contaminación por gases que atrapan el calor de los humanos. El aumento del nivel del mar podría ser catastrófico para los millones de personas que viven a lo largo de las costas del mundo: según la Organización Meteorológica Mundial, las capas de hielo de la Antártida contienen suficiente agua para elevar el nivel global del mar en más de 60 metros.

Y a principios de este mes, un enorme iceberg a lo largo del borde occidental de la Antártida se desprendió del glaciar Pine Island. El trozo de hielo de más de 300 kilómetros cuadrados probablemente se fracturó como resultado de temperaturas más cálidas del mar, y es evidencia de que el glaciar está respondiendo rápidamente al cambio climático, dijo la Agencia Espacial Europea.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario