Un sobrino siempre te cambia la vida, aunque no es tu hijo, es parte de tí
Curiosidades

Un sobrino siempre te cambia la vida, aunque no es tu hijo, es parte de tí

Los lazos familiares se afianzan según la afinidad y la cercanía que se tenga con un familiar. Cuanto más se conviva con la persona, será más significativo

Por: Diana Palacios García

Cuando nos enteramos que vamos a ser tíos de un bebé que viene en camino, ¡nuestro corazón se llena de alegría! No importa la edad que tengamos, el hecho de recibir a un nuevo ser en la familia, siempre es motivo de emoción.

En el caso de los adultos, se tiene cierta experiencia cuando ya se ha sido mamá o papá anteriormente, para que, cuando un nuevo sobrino llega a su vida, se pueda saber cómo actuar en caso de asistir a la nueva mamá y al papá con sus cuidados, o bien, interactuar con el bebé brindándole mucho amor y protección.

Lee también: Es recomendable hablarle con amor a un niño por más difícil que éste sea

Un sobrino siempre te cambia la vida, aunque no es tu hijo, es parte de tí. Foto Pxfuel

Y cuando se es tío durante la infancia, seguramente se ve a un nuevo sobrinito, como primo, pues aunque normalmente difieren algunos años de edad, prácticamente crecen juntos y tienen los mismos gustos. Incluso, hay sobrinos mayores que tíos, pues es motivo de este fenómeno es que el tío se ha tardado en nacer...

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Todo mundo somos sobrinos de alguien, y tenemos desde 1 hasta 10 o más tíos, quienes pueden ser herman@s de nuestros padres. Y de todos y cada uno de nuestros tíos, tenemos un recuerdo especial en nuestras memorias ya que normalmente hay mucha interacción por ser familiares directos.

Esto, además de miles de momentos especiales, buenos y malos, alegres y tristes, etc., pero siempre unidos en familia.

Esta cercana relación, definitivamente genera altibajos y cambios entre familiares, sin embargo, muchos tíos toman el papel de padrinos en algun momento y desde ahí, se convierten en algo más que el propio parentezco, ya que se adquiere una responsabiliad más fuerte desde ese momento.

Hay un tema particularmente interesante en este asunto: cuando uno o los dos padres fallecen, normalmente, los hijos de los occisos, pasan a formar parte del núcleo familiar de quien se vaya a hacer cargo de la vidad de los niños que se convierten en huérfanos, por lo que si también tiene hijos, los sobrinos pasan a ser hermanos de los hijos e hijos de los tíos...

Un sobrino, definitivamente, siempre llena nuestra vida de retos, pues los hay de todo tipo, y actúan dependiendo de la edad en la que se encuentren viviendo.

Y nos llenan la vida de alegría y satisfacción cuando en el caso de ser padres, nuestros hijos tienen una excelente relación con el sobrino.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario