Qué significan las punzadas en el corazón
Curiosidades

Qué significan las punzadas en el corazón

Los dolores en el pecho pueden ser serios, por lo que se deben tomar ciertas medidas y hábitos de salud para evitar cualquier problema cardíaco

Por: Diana Palacios García

Las punzadas repentinas en el corazón, se asocian generalmente a los procesos de ansiedad. Suelen ser breves pero intensas y, en ocasiones son generadas por ataques de pánico. Aunque también pueden ser indicio de determinadas enfermedades que es necesario conocer.

Así mismo, pueden deberse a tensiones musculares que se producen cuando se dice que "se agarra aire", por lo que ante cualquier síntoma, se debe mantener la calma y esperar a que el dolor vaya remitiendo.

Lee también: Qué significa tener la lengua partida

Qué significan las punzadas en el corazón. Foto Pixabay

De acuerdo al portal costarricense, Hospital Clínica Bíblica, existen algunas causas de dolor al lado izquierdo del pecho.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Infarto: los síntomas de infarto más comunes, además de dolor o presión en el lado izquierdo del pecho, incluyen un dolor que se extiende por el brazo, náuseas, vómitos y dificultad para respirar.

Angina de pecho: esta condición ocurre cuando existe una disminución de la sangre y del oxígeno hacia el corazón. Por lo general, se siente una presión en el pecho, así como náuseas y sudoración excesiva, síntomas muy similares a los del infarto.

Problemas musculares: las punzadas en el pecho, que tienden a intensificarse más cuando usted cambia de posición o respira hondo, pueden ser síntoma de problemas musculares. Si el dolor es constante, lo más recomendable es acudir al hospital para que lo valoren correctamente.

Problemas pulmonares: si usted siente una punzada en el pecho al respirar y falta de aire, puede tratarse de una condición en los pulmones. Por ejemplo, una inflamación de la membrana que los recubre, una pulmonía o una embolia pulmonar.

Pericarditis: esta condición consiste en una inflamación de la capa que cubre al corazón. Los síntomas más comunes incluyen dolor en el pecho que se alivia cuando usted se inclina hacia adelante, fiebre, congestión nasal y dolor de cuerpo. La pericarditis usualmente es benigna, pero requiere tratamiento.

Rompimiento de la aorta: aunque no se trata de un infarto, esta condición puede resultar igualmente peligrosa. Si el dolor en el pecho se irradia a la espalda, y si usted suele padecer de presión alta, es absolutamente necesario que acuda a un centro de salud a la mayor brevedad, pues podría presentarse un rompimiento de la aorta.

Condiciones gastrointestinales: si el dolor de pecho se siente como que quema, y se presenta entre media hora y una hora después de comer, es posible que esté más relacionado con un problema gástrico, como la acidez o reflujo. En especial, cuando se ha consumido carne roja, alimentos altos en grasa, chocolate, bebidas alcohólicas, vino tinto, café o jugos cítricos.

Costocondritis: esta condición se da cuando el cartílago que une las costillas al esternón se inflama. El síntoma clásico es un dolor punzante en el centro del pecho que se puede irradiar a la espalda o al estómago. El dolor puede aumentar cuando usted respira hondo o tose, y disminuir si usted respira rápidamente o guarda reposo. También es posible que experimente mayor sensibilidad al presionar la zona.

En cualquier caso, es preciso, siempre tener a la mano el teléfono del doctor de cabecera del paciente o de un especialista, para que en todo caso se concerte una cita y asistir a una consulta para que el médico determine el paso a seguir.

Y sobre todo, es muy importante considerar acostumbrar buenos hábitos en beneficio de la salud como la correcta alimentación, tomar 8 vasos de agua natural al día, hacer ejercicio por lo menos 30 minutos diarios, y sobre todo dormir como mínimo 8 horas (en la medida de lo posible).

Con estos sencillos pero saludables hábitos, se podrá gozar de una salud en buenas condiciones.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario