Qué puedo hacer si mi hijo se come las uñas
Curiosidades

Qué puedo hacer si mi hijo se come las uñas

El mal hábito de comerse las uñas, puede generar cierta angustia o incomodidad a otras personas, y es necesario tomar acciones

Por: Diana Palacios García

Comerse las uñas, repesenta un mal hábito que puede presentarse desde edades tempranas debido a copiar patrones de conducta y que después de mucho tiempo de practicarlo, puede causar daños tanto de autoestima, como de la salud, además de desagrado para otras personas.

Onicofagia, es el nombre científico que recibe la manía de comerse las uñas, y de acuerdo a la ciencia, es un hábito compulsivo que se manifiesta en que la persona que lo sufre se come las uñas.

Lee también: Qué significa escribir chueco

Con el tiempo puede provocar múltiples lesiones físicas tales como problemas en los dientes, deformación de la cutícula, formación de verrugas, infecciones, afectación por hongos o bacterias e incluso la elevación de los bordes laterales del dedo.

En los casos más graves, estos efectos pueden provocar incluso la pérdida total de la uña.

Es una conducta frecuente entre niños y adolescentes que tiende a desaparecer en la edad adulta.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Incluso, esta mala práctica habitual, puede llegar a desarrollar conductas consecuentes tales como morder el bolígrafo, mover el pelo y hasta ¡llegar a fumar!, etc.

Las personas que se muerden las uñas coinciden en la afirmación de que no pueden controlar este mal hábito y evidentemente tienen serias dificultades para dejar de hacerlo...

Pero, ¿cuáles son las causas que provocan la onicofagia? Aquí, algunas de ellas: 

  • Calmar los momentos en los cuales hay ansiedad, nerviosidad o angustias.
  • El estrés diario y en situaciones como antes de un examen, una entrevista de trabajo, etc.
  • Cuando se presenta un estado obsesivo y lo hace a modo de compulsión para rebajar su ansiedad.
  • Ante cambios drásticos en la vida de una persona tal como divorcios, muertes, etc.
  • Personas que padecen frustración, rabia, baja autoestima, timidez, con tendencia a preocuparse, y perfeccionistas, son rasgos típicos que pueden llevar a la padecer onicofagia.

Aunque la onicofagia no está clasificado como trastorno, los especialistas afirma que se trata de una cuestión compulsiva.

Para terminar o ir mitigando poco a poco este mal hábito, es necesaria una terapida psicológica, ya que en la vida real, puede provocar quemaduras al tomar con las manos algo muy caliente o muy frío. Las manos, son las extemidades con las que hacemos absolutamente TODO en nuestra vida diaria, por lo que se requiere crear conciencia en el paciente de si no tenemos en buen estado nuestro cuerpo, se nos dificultará actuar libremente siempre.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario