Por qué salen las várices y cómo se pueden eliminar
Curiosidades

Por qué salen las várices y cómo se pueden eliminar

Las várices es una de los problemas de salud que se presentan por varias causas; en su mayoría suelen ser benignas; sin embargo, existen tratamientos muy efectivos para eliminarlas

Por: Diana Palacios García

Las várices son consideradas venas tortuosas y dilatadas que aparecen con mayor frecuencia en las piernas y los pies. Y aunque se desconoce la causa de esta manifestación en el cuerpo, estas venas suelen ser benignas. Incluso existen varios tratamientos y soluciones para eliminarlas.

En muchos casos, las várices son asintomáticas y sólo representan una preocupación cosmética. Sin embargo, en otros, provocan incomodidad y dolor, o son signos de un problema de circulación latente. Entre los tratamientos más recomendados, se encuentran el uso de medias de compresión, actividad física o procedimientos para cerrarlas o eliminarlas.

Lee también: Qué significan las punzadas en el corazón

Por qué salen las várices y cómo se pueden eliminar. Foto Pixabay

De acuerdo a Mayo Clinic, las várices son venas retorcidas y agrandadas. Su principal causa es pasar varias horas de pie y caminar con una postura erguida, pues esto aumenta la presión en las venas de la parte inferior del cuerpo.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Entre los principales factores de riesgo, según expertos en el tema de salud se encuentran el embarazo, presentar antecedentes familiares con várices, sobrepeso u obesidad, permanecer de pie o sentarse por períodos prolongados de tiempo, la edad avanzada, utilizar zapatos de tacón constantemente, y aunque no es propio del género, ser mujer.

Los tratamiento existentes, como los de prendas de compresión o el láser, por un lado, mitigan el dolor, no obstante, no eliminan por completo las venas físicamente.

Sin embargo, para fortuna de las personas que padecen esta molesta afección, existen otras alternativas de solución, por ejemplo, ungüentos y pomadas que más que ser medicamentos, son remedios que en su mayoría son caseros y son hechos con alimentos naturales y/o hierbas que tienen propiedades medicinales y/o curativas.

En este caso, está la pomada de ajo y limón que ayudará a reducir significativamente las várices en el tiempo estimado de un mes. Para hacerla se necesitan los siguientes ingredientes:

  • Jugo de 1 limón
  • 10 dientes de ajo 
  • 200 ml de aceite de oliva 
  • 100 ml de gel de aloe vera 
  • 20 gotas de aceite esencial de romero

Modo de reparación: 

Pelar los ajos, trituralos y colocarlos en un frasco de vidrio. Posteriormente, agregar el jugo de limón y el aceite de oliva. Tapar y dejar reposar durante 21 días en un lugar del hogar en el que no pegue el sol.

Transcurrido este tiempo, colar el líquido y mezclar con el gel de aloe vera y el aceite esencial de romero hasta obtener una pasta homogénea. 

Modo de uso: 

Es recomendable aplicar esta pomada de ajo y limón para reducir las várices antes de acostarse; de preferencia, se deben envolver las piernas con vendas y deja actuar durante la noche. Al día siguiente, retirar las vendas y enjuagar con agua tibia.

Si el tratamiento se realiza diariamente, en un mes las várices serán prácticamente imperceptibles, y además de efectivo, es un tratamiento muy económico.

Se recomienda visitar al médico especialista en caso de tener algún problema con el uso de la pomada.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario