La forma de sentarse define el carácter de las personas
Curiosidades

La forma de sentarse define el carácter de las personas

Todas las mujeres nos sentamos de diferente manera. La forma de sentarse de cada una, define sus rasgos de carácter

Por: Diana Palacios García

Haciendo referencia a la cuestión psicologíca de los seres humanos, de acuerdo a la forma en que actuamos e interactuamos tanto verbal como corporalmente, se pueden descubrir muchos de nuestros rasgos característicos.

La forma de sentarse de las personas (forma en la que acomoda su cuerpo), esta sencilla postura, puede estar revelando las verdaderas intensiones de las personas, pues al hacer un movimiento inconsciente, hombres y mujeres dicen mucho a cerca de ellos mismos, sin darse cuenta.

Lee también: La hermana menor es la más simpática y graciosa de la familia

Generalmente existen cinco maneras de sentarse y todas detectan rangos de personalidad:

Piernas juntas y en posición vertical: son personas sencillas, reservadas y podrían llegar a tener cierta inclinación por la naturaleza. Incluso, están dispuestas siempre a escuchar, pero si por el contrario, si se sienten atacadas, no dudarán en responder de igual forma. Ya que estas personas por lo general defienden a toda costa su postura. Son personas muy impacientes y no toleran la impuntualidad y la tardanza. Son muy inteligentes, sensibles, y no temen expresarse en público. Cuando están en pareja pueden llegar a dar un beso muy apasionado en privado y ante las miradas de la gente. También levantan la voz cuando se emocionan y/o discuten en público. No temen expresar lo que piensan.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

Piernas juntas incliandas hacia un solo lado: podrían ser personas ansiosas que suelen preocuparse mucho por el mañana o el futuro; son persistentes, ambiciosos y observadores. Están dispuestos a visualizar y incitar su tranquilidad. Para ese tipo de personas es importante sentirse agusto en el lugar donde se encuentren, suelen llevar al extemo el hecho, ya que no son capaces de permanecer en sitios en los que sientan que los critican. Cualquier señal de ataque la enfrentan con hostilidad.

Piernas separadas y talones juntos: son personas empátias, extemadamente amables, al punto de ser muy modestos (negar sus virtudes) con el fin de hacer sentir bien a otros. Son exigentes con ellos mismos y en ese sentido, se complican la vida. En ocasiones pueden ser personas desordenadas y les cuesta trabajo concentrarse ya que su capacidad de distracción es admirable. Son personas muy selectivas con sus amistades y cuando tienen una relación, dan todo de sí mismos. Destcan por su paciencia con otras personas pero no son pacientes con ellos mismos.

Piernas cruzadas (una arriba de otra): son intensos, soñadores y amorosos y creativos; Se hacen notar donde sea que se encuentren y difícilmente, alguien se aburrirán con ellos. Suelen tener ideas tanto innovadoras, como un poco descabelladas siempre. Les gusta mucho viajar y su lema es "Cada día se aprende algo nuevo". Por lo regular, están abiertos al aprendizaje; son valientes y atrevidos por lo que siempre están dispuestos al cambio.

Piernas separadas y rodillas juntas: son personas que se pueden catalogar como buenos conversadores, saben escuchar, son encantadores y un poco infantiles y hasta exentricos. Son muy empáticos, capaces de irradiar mucha alegría o tristeza, según sea el caso; eso debido a que no saben mentir con el cuerpo, así que cuando se sientan incómodos, será más que notorio. Un aspecto negativo de su personalidad es que temen enfrentarse a sus problemas y siempre esperan a que todo caiga por su propio peso. 

Evidentemente, la psicología dice mucho de nuestra pesonalidad, así que con detalles de nuestra interacción como la anterior,  se pueden conocer hasta los aspectos más oscuros de hombres y mujeres.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario