La falta de amor y atención a tu hijo, le provoca miedo y ansidedad
Curiosidades

La falta de amor y atención a tu hijo, le provoca miedo y ansiedad

El amor, es el factor principal que hace que un niño crezca sano en cuerpo y alma. La falta de éste y los buenos cuidados, provocan problemas emocionales

Por: Diana Palacios García

Cuando pensamos traer al mundo a un nuevo ser, o simplemente no es planeado, es un hecho que uno como padre de familia, se anticipa a un futuro y en ese proceso, se crean espectativas de lo que podría ser o representar la vida de ese nuevo ser en un núcleo familiar.

Los sentimientos sobre pasan cualquier espectativa de orden y corrección que los papás puedan tener en mente desde antes de concebir a un ser, ya que el amor y ternura que ese bebé inspira o irradia, hacen que se olvide lo anterior.

Lee también: No le gritarás más a tus hijos gracias a Inuit, un método milenario

Pero, ¿qué pasa cuando un niño crece careciendo de todo aquello que se estima que los padres puedan brindar?

El amor y la protección en primera instancia, son factores determinantes para que un niño se desarrolle dentro de una famiila, lo más sano y seguro posible.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

La familia representa generalmente, sin duda, para un menor de edad, toda la confianza para desarrollarse integralmente.

Cuando esos dos factores faltan en el crecimiento y desarrollo físico y mental del niño, esto, lo único que  provoca es que ese ser crezca de manera incorrecta.

Desde que tienen uso de razón también se van creando una espectiva de lo que podría ser su infancia, su adolescencia y hasta su adultez.

Sin embargo, cuando el amor, el cariño, la ternura y la empatía faltan por parte de los padres de familia, hermanos y demás personas, ese ser crece vacío, con miedos, con ansiedades que lo llevan a cometer errores graves en su vida que no solo afectan a éste, incluso, mantener malas relaciones con personas de su entorno.

Además, se rompen lazos familiares, haciendo que los padres, en primer lugar, quieran dejar de existir en este mundo...

Por eso, es mejor construir lazos afectivos muy fuertes, para que los niños crezcan seguros, confiados en que ellos mismos, en poder crear "mil cosas" con infinidad de posibilidades, llenos de vida, con sueños, con ilusiones, y lo más importante: ¡siempre al lado de la familia!

Temas:

Lee También

Suma tu comentario