La Antártida era una selva tropical hace 90 millones de años
Curiosidades

La Antártida era una selva tropical hace 90 millones de años

Investigadores del Reino Unido y Alemania descubrieron en el fondo marino de la Antártida los restos de una antigua selva tropical del Cretácico

Por: Sofia Ibarra

Investigadores de Reino Unido y Alemania liderados por Johann Klages, un sedimentólogo del Instituto Alfred Wegener en Bremerhavense llevaron una gran sorprensa al realizar un estudio en la Antártida; descubrieron restos de una antigua selva tropical del Cretácico, de hace 90 millones de años. El reciente estudio denominado el Polo Sur,  fue publicado en la revista científica Nature.

Según detallan los especialistas en el estudio  tras perforar suelo bajo el fondo marino de la Antártida Occidental, cerca de los glaciares Pine Island y Thwaites, descubrieron que este lugar no siempre fue hielo como  se ha dado a conocer desde tiempos inmemoriales, ya que fue en 1990 cuando se sospechó que está zona tenía océanos cálidos, pero fue hasta el día de hoy que los investigadores de Reino Unido y Alemania confirmaron está teoría después de 30 años del primer estudio.

Lee también: Google celebra el arte de la fotografía con genial doodle

Investigadores señalan que La Antártida no siempre estuvo cubierta de hielo. Foto Pixabay

Los investigadores detallan que se basaron en está teoría tras analizar descubrieron raíces, el polen y las esporas en restos de plantas fosilizadas, las cuales se cree que existieron en el período Cretácico medio (115-80 millones de años atrás). Los especialistas indicaron que las raíces  estaban en perfecto estado de conservación, razón para validar que La Antártida era una selva tropical hace 90 millones de años y que pudieron vivir reptiles similares a los cocodrilos.

“Los numerosos restos de plantas indican que la costa de la Antártida Occidental era, en ese entonces, un denso bosque templado y pantanoso, similar a los bosques que se encuentran en Nueva Zelanda hoy en día”, señala a el estudio.


Los científicos también determinaron que otra razón para creer que hubo vida en el lugar es que el clima era templado. Había temperaturas medias anuales de unos 12 grados.

“Antes de nuestro estudio, la suposición general era que la concentración global de dióxido de carbono en el Cretácico era de aproximadamente 1.000 partes por millón. Pero en nuestros experimentos basados en modelos, la concentración llegó a niveles de 1.120 a 1.680 partes por millón, algo necesario para alcanzar las temperaturas medias de ese momento en la Antártida”, señaló el estudio.


Temas:

Lee También

Suma tu comentario