Enfermedades más letales en la historia de la humanidad
Curiosidades

Enfermedades más letales en la historia de la humanidad

Existe una gran diversidad de enfermedades graves que han cobrado millones de vidas humanas y desde los inicios de la humanidad

Por: Diana Palacios García

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los resultados en el año 2012, sobre la clasificación de las causas de muerte por orden de frecuencia de las categorías estudiadas, arrojan que cuanto más amplias son dichas categorías, más probable es que se encuentren las principales causas de muerte, dado que se amplía el abanico de posibilidades.

En información al Diario Español OK, entre las enfermedades que causan la muerte con regularidad en un alto índice, son fiebres hemorrágicas, similares al ébola, que no tienen ni cura ni tratamiento, y que se cobran miles de vidas cada año, especialmente en zonas no desarrolladas.

Lee más: Qué sabe la ciencia del nuevo Coronavirus

Enfermedades más letales en la historia de la humanidad. Foto Pxhere

Por fortuna, aunque muchas de las siguientes enfermedades estén desaparecidas o hayan sido erradicadas en algún momento, los índices más altos de mortalidad, se han visto reflejadas en relación a ellas.

Entre las enfermedades más protagónicas de muertes a nivel mundial, se encuentran la Malaria, Viruela, SIDA, Margurgo y la Hepatitis Viral.

Aunque por otro lado, según estimaciones de la obra Causes of death 2008 update en el año 2008 se produjeron 57 millones de defunciones. De éstas, 36 millones fueron el resultado de causas que encajaban en la categoría general de todas las "enfermedades no transmisibles"; por su parte, las enfermedades transmisibles, maternas y perinatales causaron 16 millones de defunciones; y las causas externas y los traumatismos causaron 5 millones de defunciones. Entre ellas, algunas de éstas:

Cardiopatía isquémica: Lesión o enfermedad en los principales vasos sanguíneos del corazón. Generalmente la causa es la acumulación de placa, lo que provoca que las arterias coronarias se angosten y limiten la irrigación sanguínea que va al corazón. Varía entre la ausencia de síntomas, el dolor en el pecho y el infarto. El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, medicamentos, angioplastia y cirugía.

Afección cerebrovascular: Sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se denomina "ataque cerebral". Si el flujo sanguíneo se detiene por más de pocos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente.

Infecciones de las vías respiratorias inferiores: Afectan a las vías respiratorias, incluidas las vías nasales, los bronquios y los pulmones. Incluyen desde infecciones agudas como la neumonía y la bronquitis a enfermedades crónicas como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica: Conjunto de enfermedades pulmonares que obstruyen la circulación de aire y dificultan la respiración. El enfisema y la bronquitis crónica son las afecciones más comunes que forman parte de la EPOC. El daño a los pulmones ocasionado por la EPOC es irreversible. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, sibilancia o tos crónica. Los inhaladores de rescate y los esteroides orales o inhalados pueden controlar los síntomas y minimizar el daño.

Enfermedades diarreicas: Son infecciones del tracto digestivo ocasionadas por bacterias, virus o parásitos, cuyo principal síntoma es la diarrea. Esto es, la deposición 3 o más veces al día de heces sueltas o líquidas.

Las diarreas son más frecuentes en verano debido al clima que favorece la diseminación de las bacterias que las provocan. Con las altas temperaturas, aumenta el riesgo de deshidratación. Por eso en caso de diarrea es importante acudir al médico y no automedicarse, ya que puede ser el síntoma de enfermedades como el cólera.

VIH/SIDA: Significa virus de inmunodeficiencia humana. Es un virus que destruye determinadas células del sistema inmunitario (la defensa del cuerpo contra las enfermedades que nos ayuda a mantenernos sanos).

Cánceres de traquea, bronquios o pulmón: Cáncer que comienza en los pulmones y que generalmente se manifiesta en los fumadores. Los dos tipos principales de cáncer de pulmón son el cáncer de pulmón de células pequeñas y el cáncer de pulmón de células no pequeñas. Las causas del cáncer de pulmón pueden ser el tabaquismo, el tabaquismo pasivo, la exposición a ciertas toxinas y los antecedentes familiares.

Los síntomas incluyen tos (a menudo con sangre), dolor en el pecho, sibilancia y pérdida de peso. Estos síntomas no suelen aparecer hasta que el cáncer está avanzado. Los tratamientos varían, pero pueden incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia y terapia farmacológica dirigida.

Tuberculosis: (TB) es una infección bacteriana causada por un gérmen llamado Mycobacterium tuberculosis. La bacteria suele atacar los pulmones, pero puede también dañar otras partes del cuerpo. La TB se disemina a través del aire, cuando una persona con TB pulmonar tose, estornuda o habla.

Diabetes mellitus: Afección crónica que afecta la manera en la que el cuerpo procesa el azúcar en sangre (glucosa). En la diabetes tipo 2, el cuerpo de la persona no produce suficiente insulina o es resistente a la insulina. Los síntomas incluyen sed, micción frecuente, hambre, cansancio y visión borrosa. En algunos casos, no hay síntomas. Los tratamientos incluyen dieta, ejercicios, insulinoterapia y medicación.

Traumatismos por accidentes de tráfico: Disfunción cerebral ocasionada por un impacto externo, generalmente un golpe violento en la cabeza. Las lesiones cerebrales traumáticas se producen como resultado de una lesión deportiva grave o un accidente automovilístico.

Los síntomas inmediatos o diferidos pueden incluir confusión, visión borrosa y dificultad para concentrarse. Los bebés pueden llorar sin parar o mostrarse irritables. El tratamiento puede incluir reposo, medicamentos y cirugía.

Cardiopatía hipertensiva: El diagnóstico temprano de la hipertensión arterial puede ayudar a prevenir cardiopatía, accidente cerebrovascular, problemas en los ojos y enfermedad renal crónica. Todos los adultos mayores de 18 años deben hacerse revisar la presión arterial cada año.

Prematuridad y peso bajo al nacer: Prematuro significa nacido antes de las 37 semanas del embarazo. Los bebés que presentan muy bajo peso al nacer generalmente nacen antes de las 30 semanas de gestación. ... Otra causa de un muy bajo peso de nacimiento es la restricción del crecimiento intrauterino.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario