El asteroide que mató a los dinosaurios, llegó desde el ángulo más peligroso
Curiosidades

El asteroide que mató a los dinosaurios, llegó desde el ángulo más peligroso

El estudio señala que el ángulo del que impactó el asteroide fue el más peligroso; de lo contrario, el resultado hubiera sido diferente

Por: Diana Palacios García

Un asteroide similar al tamaño del Monte Everest, golpeó la Tierra hace 66 millones de años, movió las nubes de su lugar y borró la luz del sol y matando a gran cantidad de criaturas que vivían en el planeta. Ahora, recientes investigaciones apuntan a que dicho asteroide que mató a los dinosaurios, llegó desde el ángulo más peligroso.

Recientemente, los científicos han descubierto nuevas teorías sobre el asteroide que por poco exterminó a la población mundial de la era mesozóica. La enorme bola de fuego que surgió del cráter arrasó con TODO en un radio de cientos de kilómetros, provoando un invierno nuclear que extinguió totalmente a los dinosaurios así como a otros seres que habitaban la Tierra. Se estima que si la inclinación de dicho asteroide hubiera sido más empinada, el resultado no hubiera sido el mismo

Lee también: Dinosaurios: Realizan cartografía de restos del meteorito que los extinguió

El Dr. Gareth Collins, investigador  del Colegio Imperial de Londres de Reino Unido, dirigió la primera simulación computarizada en 3D del impacto.

"Para los dinosaurios, el peor escenario posible es exactamente lo que sucedió", según comentó el científico.

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

La gran bola de fuego dejó en el lugar del impacto, un cráter de 1,200 millas de ancho (1'931,208 kilómetros) que vaporizó la roca y envió miles de millones de toneladas de azufre y dióxido de carbono a la atmósfera, durante la era prehistórica. Esto generó un cambio casi inmediato sobre el clima del planeta, causando que las temperaturas se desplomaran y que la lluvia ácida cayera, provocando de inmediato la extinción de más del 75 por ciento de seres de la Tierra.

"Esto probablemente empeoró por el hecho de que golpeó en uno de los ángulos más mortíferos posibles. Nuestras simulaciones proveen evidencia convincente de que el asteroide golpeó en un ángulo empinado, tal vez 60° sobre el horizonte, y se acercó a su objetivo desde el noreste. Sabemos que este fue uno de los peores escenarios para la letalidad del impacto porque puso más desechos peligrosos en la atmósfera superior y los esparció por todas partes – lo mismo que llevó a un invierno nuclear", explicó el Dr. Collins.

El doctor y su equipo de investigadores, utilizaron un modelo que consideraba diferentes ángulos de la trayectoria del asteroide, apoyándose de datos geofísicos del sitio de impacto de hace millones de años llamado Chixculub para reproducir la simulación en la forma como ocurrió el devastador suceso.

También incluyeron resultados recientes de una expedición de perforación en alta mar que fue capaz de revelar rocas que contenían evidencia de las fuerzas extremas que se generaron en ese momento. El objetivo era averiguar el ángulo y la dirección del impacto y su relación entre los centros del cráter y su anillo de pico -círculo de montañas fuertemente fracturadas localizadas dentro de las rocas de rima y manto enviadas 20 millas bajo tierra-.

El ángulo del asteroide que impactó en la Tierra fue de 60° aproximadamente, siendo el peor ángulo posible que podía causar el máximo daño catastrófico.

"A pesar de estar enterrado bajo casi un kilómetro de rocas sedimentarias, es notable que los datos geofísicos revelen tanto sobre la estructura del cráter, suficiente para describir la dirección y el ángulo del impacto", comentó el Dr. Auriol Rae de la Universidad de Friburgo en Alemania.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario