Cuatro técnicas para evitar peleas entre hermanos
Curiosidades

Cuatro técnicas para evitar peleas entre hermanos

Los hermanos, por el sólo hecho de la naturaleza de su parentesco, tienden a discutir y entrar en un ambiente competitivo, motivo que los lleva a una pelea

Por: Diana Palacios García

¿Por qué los hermanos discuten y pelean? Las razones pueden ser numerosas: una, porque se pelean el amor y la protección de los padres. Otra razón atiende los recursos que hay en casa, los cuales en muchas ocasiones, tienen que ser compartidos y turnados por tiempos.

Otro factor fundamental para aumentar las peleas ente hermanos, es la diferencia de edad. En el planeta, hay millones de familias y son pocas las que tienen sólo un hijo. Las demás, entran al diverso mundo de la situaciones cotidianas de la buena y mala convivencia entre familiares.

Lee también: Técnicas para evitar peleas constantes entre hermanos

Aunque las edades pueden marcar o no, la descortés convivencia entre ellos, por otro lado, en muchas ocasiones puede ayudar a que haya cierta compatibilidad y hasta compartan los mismos gustos.

Sin embargo, cuando se es niño, las peleas pueden ser por cosas insignificantes, pero a medida de que pasa el tiempo y crecen hasta llegar a una edad adulta, las peleas y discusiones pueden ser mayores y por cuestiones mucho más serias...

Entérate de nuestras mejores noticias al hacer click en la estrella de Google News

¿Cómo podemos controlar las malas actitudes entre nuestros hijos?

A continuación, te compartimos cuatro sencillas ténicas para evitar las peleas y riñas entre ellos:

  • Deshacer el paquete de hermanos: El ser humano es único por naturaleza y en ese tenor, busca tener una identidad propia y hasta su independiencia, por lo que se recomienda que no deben tratarse como si fueran "un paquete".
  • No polarizar: No se deben por ningún motivo de hacer comparaciones porque precisamente este hecho es el que provoca conflictos entre ellos, generando un clima de competitividad.
  • Su desarrollo individual: Se refiere a que es importante desarrollar oportunidades para cada uno, sin que exista inclusión en ningún caso; por ejemplo, si se va a realizar una actividad en casa, es recomendable, asignar ciertas tareas a cada uno para que se vayan integrando y generar a la buena convivencia.
  • Evitar los favoritismos: Definitivamente las comparaciones son malas para su desarrollo integral, por lo que se debe poner a cada uno en su lugar sin tomar mano del otro hermano. Cuando se vive un clima de respeto y cariño entre ellos, se crea un lazo de responsabilidad que radica en cuidarse mútuamente. Pero tampoco hay que abusar de eso como padres, ya que no es su función, para eso estamos los padres de familia.

Las situaciones son muchas y variadas, por lo que es una tarea muy difícil como papás controlar ciertas actitudes entre ellos.

Además, hay que tener en cuenta que en la familias alrededor del mundo, a veces se tienen más de dos hijos, y eso es aún más difícil, ya que unos hermanos de ponen del lado de unos y otros de los demás.

Es todo un reto determinar la fórmula para acabar con estas situaciones cotidianas entre tantos seres humanos, lo que sí puede resultar más "llevadero" es que los papás y mamás, les brindemos el amor y la protección necesarias para que la convivencia entre ellos o ellas, sea más sana.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario