Por qué tengo mal aliento aunque me lave los dientes
Relájate

Por qué tengo mal aliento aunque me lave los dientes

Te revelamos siete padecimientos que te provocan el molesto mal aliento a pesar que te laves los dientes

Por: Karen Magallanes

El mal aliento y olor de nuestra es generado por diversos hábitos y enfermedades que en mayoría no desaparecerán con un chicle o una pastilla de menta.

Y es que cuántas veces no hemos querido decirle a nuestro amigo que le apesta el aliento pero nos da pena, ahora podrás sugerirle que acuda al médico. 

Gastritis.- La gastritis es uno de estos padecimientos que hacen que nuestra boca refleje mal aliento. Incluso las enfermedades hepáticas harán que tengas este malestar. 

Placa dental.- Cuando se va formando la placa en nuestros dientes con residuos de alimentos, sobre todo en quienes tienen prótesis dentales o dentaduras postizas, por ello deben limpiarse a diario para evitar este problema y que tu pareja no quiera darte ni un solo besito.

Por qué tengo mal aliento aunque me lave los dientes. Foto: Pixabay

Infecciones.- Las infecciones por cuestiones respiratorias como las de la garganta, fosas nasales y de pulmón hacen también que tu boquita te huela mal, y de hecho hay quienes aseguran que han terminado con sus parejas, o se han alejado de sus amigos porque su aliento es fatal. 

Boca seca.- La llamada Xerosomía está provocada por problemas de las glándulas salivales, medicamentos, respiración, radioterapia e incluso quimioterapia, y esto también es un factor del mal aliento. 

Diabetes.- Las personas que padecen diabetes tiene un olor característico en su aliento, no es fétido ni desagradable, pero estas personas suelen desprender un aliento con olor a dulce o manzanas dulces. 

El sarcoma de Kaposi.- Esta es una enfermedad que causa un abultamiento en el paladar y provoca mal aliento, además suele presentarse en pacientes que contrajeron sida. 

Mala higiene.- Tenemos que asearnos los dientes de manera adecuada o periódica para evitar que se genere la placa con los residuos de comida que quedan entre nuestros dientes. 

Pero lo importante además de la adecuada limpieza es que acudamos al odontólogo varias veces al año para que nos de un diagnostico adecuado y evitar problemas mayores. 

Temas:

Lee También

Suma tu comentario

Te Recomendamos