Por qué no me rinde el dinero.
Ahorra

¿Por qué no me rinde el dinero?

Por qué no me rinde el dinero, es una pregunta muy frecuente, la cual indica que algo anda mal con nuestra economía y que urge que nos pongamos ahorrar

Por: Reforma

Por qué no me alcanza el dinero, es una pregunta que muchos hemos hecho alguna vez en la vida, pero sobre todo cuando ya nos hemos gastado la quincena y falta mucho para que nos paguen. Lo primero que debes hacer es poner un orden  a tus gastos, es decir tener prioridades.

Si primero gastas, es muy probable que al final no ahorres lo suficiente para tener un fondo de emergencia o cumplir tus metas.

Debes destinar una parte de tu quincena a ahorrar. Foto: Piaxabay


Invierte el orden. Con tu próximo sueldo, destina primero un porcentaje al ahorro. Puedes empezar apartando el 10 por ciento de lo que te llegue.


Define cuáles son las prioridades de tus gastos, pero toma en cuenta que el pago de tu renta o hipoteca no debe exceder el 30 por ciento de lo que ganes. Las otras deudas a pagar tampoco deben de pasar del 30 por ciento

Debes tener prioridades a la hora de gastar. Foto: Pixabay


El resto de tu dinero va a tus gastos que puedes adaptar según tu estilo de vida: usar metro o Uber, comer en fonda o en restaurante.


¿Gastas más cuando tienes el dinero en la tarjeta? Usa una parte en efectivo y mantén el resto en instrumentos financieros. Por ejemplo, tenerlo en un fondo de inversión evita que lo tengas disponible inmediatamente.

Esta estrategia puede ser especialmente útil en temporadas de alto consumo, como el Mundial, en el que puede ser muy tentador hacer algún gasto emocional.

La base que te permitirá saber de cuánto dinero dispones y cuánto necesitas para cubrir tus gastos es tu presupuesto. Para elaborarlo, identifica tus ingresos, que pueden ser fijos o variables.

Identifica también tus gastos, que igualmente pueden ser fijos, o sea, los que tienes que pagar mes con mes, como renta o hipoteca, comida, transporte, y los variables, como comprar ropa o salidas al cine.

Si al hacer tu registro te das cuenta de que gastas más de lo que ganas, algo está mal.

Ahorra para metas fijas: qué quieres hacer con tu dinero y para cuándo lo quieres lograr. Contempla también la creación de un fondo de emergencia, que para expertos debe llegar a ser de 3 meses de salario

 
También para la fiesta ponte un presupuesto y evita excederte. Puedes calcular cuánto vas a gastar en la salida con tus cuates y lleva el efectivo para evitar la tentación de dar tarjetazo ya enfiestado.

Recuerda: tu margen de cuánto puedes gastar está en el porcentaje de tu ingreso que te "sobra" después de ahorrar y pagar tus gastos fijos.


Por supuesto, no se trata de que dejes de comprarte cosas "extra". Pero antes de hacer el gasto, pregúntate si necesitas o no lo que vas a comprar. Evita endeudarte con bienes que no sean duraderos.

Buena idea: endeudarte para pagar una compu

Mala idea: endeudarte para irte a un concierto

Puede ser que te des cuenta de que necesitas un trabajo mejor remunerado o bien generar ingresos adicionales, lo que puedes lograr a través de venta de cosas que ya no usas a través de aplicaciones o en la clásica venta de garage.

Temas:

  • Economía familiar
  • Ahorro.

Lee También

Suma tu comentario