Ahorra con el sistema de sobres
Ahorra

Ahorra con el sistema de sobres

Lo ideal es que a lo largo del año vayas asignando un sobre a estos gastos, para que cuando lleguen, no te caigan de golpe

Por: Karina Esparragoza

El sistema de ahorro por medio de sobres es uno de los más viejos pero también efectivos. Este tipo de métodos se hacen cada vez más necesarios, en tiempos en que los salarios no crecen y el valor del dinero va en picada contra la inflación.

En este escenario, el sistema de ahorro por medio de sobres  puede ayudarte a hacer rendir más el dinero. Es muy importante que sepas que este es un medio que te puede ayudar a ser más cuidadoso en el gasto, pero para que tenga éxito es necesaria la disciplina.

Foto:Pixabay

El primer paso es tomar todos tus ingresos y empezarlos a dividir en sobres. Una cantidad para vivienda, otra para alimentos, transporte, servicios (tipo agua, luz, teléfono, etc.), abonos a cuentas, en general a todas las cuentas que tienes por pagar. Haz los sobres por mes o quincena, dependiendo la periodicidad que recibas tus ingresos. Es importante que destines una parte a las deudas. 

Para que lleves un control más certero, es aconsejable que si un servicio como el agua o la luz lo pagues a fin de mes (hay casos que son pagos bimestrales) dividas el monto total en sobres distintos, según tu periodicidad de pago. Es decir, si tienes ingreso quincenal pero la luz la pagas a fin de mes, has dos sobres dividiendo la cantidad aproximada que vas a pagar. Esto evita que dejes el gasto completo para la quincena cuando toca realizar el pago.

Foto: Pixabay

Tú sabes que hagas lo que hagas, no puedes dejar de cubrir los gastos de alimentos, servicios, transporte, vivienda, entre otros. Lo haces sacrificándote porque son gastos obligatorios. Empieza a darle al ahorro ese mismo carácter y asignale un sobre. Por pequeña que sea la cantidad, pero que no falte. Lo recomendable es iniciar con el 10 por ciento del salario e ir incrementando. Pero de inicio, lo importante es empezar a disciplinarse.

A finales de año, o a inicios, se vienen gastos anuales fuertes. Algunas veces son pagos de impuestos (placas del auto, impuesto predial, refrendo vehicular, entre otros) o las navidades que a veces suponen hacer gastos en regalos o ir fuera de la ciudad a casa de familiares.

Lo ideal es que a lo largo del año vayas asignando un sobre a estos gastos, para que cuando lleguen, no te caigan de golpe y tengas solvencia para enfrentarlos.

Temas:

Lee También

Suma tu comentario

Te Recomendamos